Una nueva temporada de Pinzones de Manglar luchando por sobrevivir

Pichones de Pinzón de Manglar en la ECCD.

Escrito en colaboracion con Liza Diaz Lalova.

Por tercer año consecutivo, el más raro de los "Pinzones de Darwin" está siendo criado en cautiverio en la Estación Científica Charles Darwin (ECCD), el brazo operativo de la Fundación Charles Darwin (FCD). El equipo del Proyecto del Pinzón de Manglar, dirigido por la FCD y el Ministerio del Ambiente a través de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), recolectó huevos y polluelos juveniles del críticamente amenazado Pinzón de Manglar (Camarhynchus heliobates) en estado silvestre en la Playa Tortuga Negra del 6 de Febrero al 1 de Marzo para el programa de crianza en cautiverio inicial del 2016. 

Después de ocho semanas de exitosa crianza en los laboratorios de la ECCD, un total de quince volantones regresarán a su lugar de origen donde serán monitoreados por científicos y guardaparques para determinar su sobrevivencia inicial, con el fin de contribuir a la sobrevivencia natural de la especie.

Con una población estimada de 80-100 individuos, que habitan solo 30 hectáreas en dos sitios en la Isla Isabela, todos los pichones silvestres tienen una alta probabilidad de mortalidad en su hábitat natural debido al parasitismo de la mosca introducida Philornis downsi. Este año las condiciones climáticas locales estuvieron secas y, por consiguiente, debido a la escasez de lluvias, el período de reproducción del Pinzón de Manglar fue más lento, y en muchas partes del territorio no se encontraron nidos. Los nidos se encuentran en las ramas altas del manglar y técnicas de escalada de árboles con cuerda se requieren para acceder a los mismos.

Volantones de Pinzón de Manglar en la ECCD.
Volantones de Pinzón de Manglar en la ECCD. Foto por: Beau Parks/SDGZ.

Durante la recolección de nidos se dieron observaciones esperanzadoras; un polluelo fue encontrado cercano a dejar el nido y de tamaño mayor a lo ideal para el programa de crianza, este se convirtió en el primer volantón de Pinzón de Manglar silvestre que se observó en Febrero (durante la temporada de reproducción temprana) en siete temporadas. Esto se dio gracias a que el equipo lo bajó de los manglares y pudo eliminar las larvas de P. downsi del polluelo antes de devolverlo al nido.

Se observaron en su hábitat natural dos de los pichones criados en cautiverio liberados en 2014 y 2015, los dos identificados por sus anillos de color únicos. Esta es una noticia muy positiva para el proyecto ya que hasta ahora no se habían observado juveniles de los polluelos criados en cautiverio desde las observaciones hechas tres meses después de su liberación. Los juveniles y los Pinzones de Manglar no reproductores no son fáciles de encontrar en la naturaleza y esto significa que la obtención de avistamientos fiables de pequeños pájaros individuales en su habitat es rara. El juvenil de dos años de edad respondió a una cinta de reproducción de pinzón carpintero de un científico colaborador con un canto del Pinzón de Manglar, volando a la red de niebla, donde se lo retiró cuidadosamente y se lo puso en libertad. Se observó al juvenil de un año forrajeando al borde del bosque.

Pichón recién nacido criado en la ECCD.
Pichón recién nacido criado en la ECCD. Foto por: Jenny Ruales/FCD.

En total, se recogieron ocho nidos y quince huevos - junto con cuatro polluelos tiernos – todos fueron trasladados a Puerto Ayora en tres ocasiones separadas (13, 23 y 29 de Febrero). Los primeros cuatro huevos y los polluelos llegaron a las instalaciones de crianza en cautiverio en la ECCD el 16 de Febrero y al día siguiente los primeros huevos eclosionaron en cautiverio, después dejando el nido el 4 de marzo. El primer polluelo, traído del medio silvestre muy pequeño, dejó el nido el 23 de Febrero. Este fue el primer volantón de Pinzón de Manglar criado en cautiverio de la temporada 2016. Esta temporada, tanto la capacidad de eclosión de los huevos y la supervivencia de los polluelos en cautiverio han sido altas.

Francesca Cunninghame, miembro del staff de la FCD y líder del Proyecto de Pinzón de Manglar, indicó: "Ha sido muy gratificante llevar a cabo el programa inicial del Pinzón de Manglar que se encuentra en peligro crítico por tercera temporada consecutiva en estrecha colaboración con compañeros y colaboradores locales e internacionales. Aunque las condiciones climáticas estuvieron secas y una cantidad de parejas de aves se reprodujeron después de lo previsto, pudimos recolectar suficientes nidos que nos proporcionaron un buen número de polluelos para criar, mientras que las aves son capaces de volver a anidar y criar sus propios polluelos. Aún mejor fue finalmente la obtención de avistamientos silvestres de juveniles criados en cautiverio en años anteriores, con esta observación, podemos estar seguros de que nuestros esfuerzos están produciendo juveniles capaces de sobrevivir en la naturaleza y nuestro objetivo de aumentar la población del ave más rara en Galápagos puede muy probablemente ser logrado a través del programa de crianza”.

Líder del Proyecto del Pinzón de Manglar lista para recoger nidos en la cima del manglar en la Playa Tortuga Negra.
Líder del Proyecto del Pinzón de Manglar lista para recoger nidos en la cima del manglar en la Playa Tortuga Negra. Foto por: Beate Wendelin.

La incubación artificial y la crianza a mano del Pinzón de Manglar en peligro crítico está dirigida por los colaboradores del proyecto de San Diego Zoo Global. Los huevos y los polluelos se mantienen en una sala especialmente diseñada bajo condiciones de cuarentena para asegurarse de que no entren en contacto con las enfermedades de las aves presentes en Puerto Ayora que no se encuentran en la población del pinzón de manglar silvestre. Los polluelos en cautiverio se alimentan con una dieta desarrollada para paseriformes insectívoros y se han adaptado a los productos disponibles en Galápagos, como la papaya y las larvas de avispa invasora. Durante los primeros 15 días se alimentan cada hora desde las 6 am hasta las 8 pm.

Pichones listos para dejar el nido en la ECCD.
Pichones listos para dejar el nido en la ECCD. Foto por: Beau Parks/SDZG.

Los huevos de Pinzón de Manglar toman 15 días para completar la incubación y eclosión, a continuación, como polluelos tardan entre 16 - 19 días desde la eclosión hasta dejar el nido.

El colaborador del proyecto, Beau Parks, de SDZG, comenta: "Estamos muy contentos de estar de vuelta en Galápagos trabajando con el proyecto de crianza en cautiverio inicial por tercer año consecutivo. Es increíblemente gratificante para Ann y yo poder compartir la experiencia que hemos adquirido en nuestros años de crianza de aves en el Centro Aviar de Propagación del Zoológico de San Diego y de poner lo que hemos aprendido en práctica para evitar la extinción del Pinzón de Manglar.”

Volantón listo para regresar a casa.
Volantón listo para regresar a casa. Foto por: Jenny Ruales/FCD.

Un agradecimiento especial por parte del equipo del proyecto por el apoyo de Metropolitan Touring, Linblad Expetitions y Galatour S.A. por la transferencia de huevos y polluelos de Pinzón de Manglar del Norte Occidental de Isabela a Santa Cruz.

El Proyecto del Pinzón de Manglar es un proyecto bi-institucional llevado a cabo por la Fundación Charles Darwin y la Dirección del Parque Nacional Galápagos en colaboración con San Diego Zoo Global y Durrell Wildlife Conservation Trust. El proyecto está financiado este año por Galapagos Conservation Trust, International Community Foundation a través de una donación de la Leona M. And Harry B. Helmsley Charitable Trust, y The Swiss Friends of Galapagos, así como varios donantes individuales.

Conviértase en un patrocinador oficial del Proyecto del Pinzón de Manglar

Más información

Proyecto del Pinzón de Manglar

A Darwin Finch, Crucial to Idea of Evolution, Fights for Survival

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2018 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.