Tercer grupo de Pinzones de Manglar criados en cautiverio regresan a la isla Isabela

Pinzón de Manglar adaptándose a su hábitat en la Isla Isabela.  Foto por: Francesca Cunninghame.

Escrito en colaboracion con Daniela Vilema.

Un equipo de la Estación Científica Charles Darwin (ECCD) llevó a cabo con éxito por tercera ocasión la liberación de 15 volantones de Pinzón de Manglar (Camarhynchus heliobates) en mayo. El equipo pasó seis semanas acampando en el campo con el fin de liberar de forma segura a los volantones en su hábitat natural, dentro del bosque de manglar en Playa Tortuga Negra (PTN) en la Isla Isabela.

Equipo del Proyecto del Pinzón de Manglar en la Playa Tortuga Negra, Isla Isabela.
Equipo del Proyecto del Pinzón de Manglar en la Playa Tortuga Negra, Isla Isabela. Foto por: Tui de Roy.

Esta fue la tercera repatriación de polluellos  desde el 2014, una vez más en colaboración con la Dirección del Parque Nacional Galápagos (GNPD). Las cajas de transporte fueron llevadas a bordo de la embarcación Sierra Negra de la DPNG. Las aves se mantuvieron dentro de un aviario de pre-liberación en el sitio especialmente diseñado en la PTN por las primeras tres semanas. Allí se les proporcionó a los volantones criados en la ECCD los sustratos naturales como troncos caídos, corteza, follaje y hojarasca que se encontraron en los manglares que fomentan la búsqueda de comida y para ayudar en el proceso de re-asimilación. Todos los polluelos fueron equipados con transmisores de radio miniatura conectados a la base de la cola con fines de seguimiento y posteriormente, el 26 de abril, las puertas del aviario se abrieron y las aves quedaron en libertad. Como  parte de su "pre-liberación" alimentación complementaria se proporcionó dentro del aviario por tres semanas.

Aviario en el bosque de manglar de la Playa Tortuga Negra.
Aviario en el bosque de manglar de la Playa Tortuga Negra. Foto por: Tui de Roy.

Los transmisores de peso ligero,  de sólo 0,3 g dieron como resultado una duración de la batería que permitió a los volantones ser rastreados por radio hasta por 18 días después de su liberación. Los esfuerzos de monitoreo mostraron que los volantones mantienen dispersión similar y comportamiento de alimentación parecida a la de los volantones de pinzón de manglar silvestres criados en cautiverio de las temporadas anteriores.

Pinzones de Manglar alimentándose en el aviario. Foto por: Tui de Roy.

Durante la mayor parte del tiempo los volantones se mantuvieron dentro del bosque de manglar en la PTN, y fueron encontrados interactuando con pinzones de manglar (adultos y menores). Ocho individuos viajaron hasta 1,5 km del aviario, atravesando los campos de lava que rodean la vegetación de zonas áridas en búsqueda de alimento. Al final del período de seguimiento, los volantones que visitaron aún el aviario fueron recapturados y se retiraron sus transmisores.

Pinzones de Manglar criados en la ECCD forrajeando en su hábitat natural.
Pinzones de Manglar criados en la ECCD forrajeando en su hábitat natural. Foto por: Francesca Cunninghame/FCD.

Esta temporada de cría fue particularmente difícil para los pinzones de manglar. Las condiciones secas del clima acortan el período de reproducción, que generalmente se produce hasta finales de abril o mayo, sin embargo este año la anidación se produjo después de marzo.

Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría.
Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría. Foto por: Francesca Cunninghame/FCD.

La obtención de las observaciones de pinzones de manglar durante la temporada en la cual no se reproducen es excepcionalmente difícil debido a su naturaleza desconocida. Sin embargo tres juveniles criados en la ECCD en 2014 y 2015 se observaron durante mayo, lo que demuestra que los pinzones de manglar criados en cautiverio son capaces de sobrevivir a largo plazo en la naturaleza. Esta fue una gran noticia como primer paso para ser eficaz en la conservación de la especie, las aves criadas en cautiverio deben regresar a la población reproductora silvestre y aumentar el tamaño de la población de esta especie en peligro crítico.

Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría.
Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría. Foto por Francesca Cunninghame/FCD.

El Pinzón de Manglar, una especie endémica de las Islas Galápagos, está al borde de la extinción con su mayor amenaza actual, debido al impacto de las larvas parasitarias de la mosca introducida Philornis downsi que causa una mortalidad excepcionalmente elevada en las crías silvestres.

Francesca Cunninghame, líder del Proyecto del Pinzón de Manglar durante la liberación los polluelos.
Francesca Cunninghame, líder del Proyecto del Pinzón de Manglar durante la liberación los polluelos. Foto por: Jorge Jimenez.

Se estima que la población total de esta especie en peligro crítico consiste en aproximadamente 100 individuos con menos de 20 parejas reproductoras. Si bien se están investigando varios métodos de control para controlar la mosca Philornis downsi, el Proyecto del Pinzón de Manglar se inició en 2014 como un intento de aumentar inmediatamente el éxito anual dentro de la población del Pinzón de Manglar.

Pinzones de Manglar alimentándose en el aviario.
Pinzones de Manglar alimentándose en el aviario. Foto por: Tui de Roy.

Con este mes pasado se celebra la liberación del tercer grupo de volantones criados en la ECCD desde 2014, un total de 36 pinzones de manglar han sido liberados en su hábitat natural y el equipo tiene la esperanza de que dentro de los próximos dos años las aves criadas en cautiverio pueden ser observadas en anidación, salvando pinzones de manglar un ave a la vez para las futuras generaciones.

Pinzón de Manglar de vuelta en la Isla Isabela.
Pinzón de Manglar de vuelta en la Isla Isabela. Foto por: Francesca Cunninghame/CDF.

El Proyecto de Pinzón de Manglar es un proyecto bi-institucional llevado a cabo por la Fundación Charles Darwin y la Dirección del Parque Nacional Galápagos en colaboración con San Diego Zoo Global y Durrell Wildlife Conservation Trust. El proyecto es apoyado por Galapagos Conservation Trust, Marguerite Griffith-Jones, GESS Charitable Trust, and Decoroom Limited , The Leona M. and Harry B. Helmsley Charitable Trust, Swiss Friends of Galapagos, Fondation Ensemble, Holbeck Trust y varios donantes individuales.

 

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2018 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.