Las colecciones de historia natural de la ECCD saltan al mundo digital

La Estación Científica Charles Darwin tiene la mayor colección de historia natural de especímenes de Galápagos en Ecuador.

Muchos esfuerzos a nivel global han existido y existen para lograr un mayor acceso a la información taxonómica existente, pero probablemente el más importante nació a partir de la creación de la red BIN 21 bajo el auspicio de la ONU en 1994, al formar lo que posteriormente se convirtió en lo que hoy es GBIF (Global Biodiversity Information Network).  Ecuador, en ese año, presentó ante el foro BIN21 la primera base de datos de biodiversidad del Planeta, el Proyecto BioBanco.  Desafortunadamente, en los años posteriores, varios factores conspiraron para que esa iniciativa no solo muriera, sino que el gobierno ecuatoriano desechara cualquier iniciativa al respecto.  Por fortuna, desde hace cinco años, el país volvió a retomar esa iniciativa y hoy intenta ponerse a la par del desarrollo bioinformático que se dio en su ausencia, en todo el mundo.

En el año 2011, una comunicación dirigida al presidente de la Fundación Charles Darwin (FCD), señalaba la preocupación de varias instituciones sobre el enorme retraso en materia de información sobre la biodiversidad de Galápagos que existía.  Siete años después, la FCD posee una base de datos correctamente estructurada bajo estándares internacionales (GBIF – Taxonomic Databases Working Group / Darwin Core) y está en camino de lanzar al mundo digital uno de los sistemas más sofisticados de información de biodiversidad en el Ecuador.  El proyecto de “Digitalización de las Colecciones de Historia Natural” de la FCD, complementa la información actual de la base de datos de colecciones (con más de 120.000 registros), agregando un sistema que permite compartir imágenes de alta resolución a través de Internet.

Nuestro herbario contiene más de 44,000 especímenes.
Nuestro herbario contiene más de 44,000 especímenes. Foto por: Sam Rowley.

Este sistema consiste en el escaneo y fotografía de cada uno de los especímenes almacenados en las colecciones procesando luego cada imagen con un sistema conocido como “tiling”.  Mediante este sistema, cada imagen es dividida en varios pedazos que juntos, forman la imagen completa.  Por cada nivel de aumento de la imagen, se produce un conjunto de pedazos, hasta llegar al nivel máximo de aumento.  Este sistema es muy familiar para quienes utilizan Google maps, pues cada vez que aumentan la escala del mapa, lo que en realidad están haciendo es acceder al conjunto de pedazos correspondientes a dicho nivel de aumento.  De esta manera, las imágenes de alta resolución pueden compartirse rápidamente en Internet.  El proceso inició la primera semana de noviembre del 2017 con la digitalización de los especímenes del herbario, contando al momento con más de 2000 muestras digitalizadas y procesadas.  Estas muestras han sido ya subidas al nuevo servidor de la FCD y estarán disponibles a inicios del próximo año para todos quienes visiten el nuevo sitio web.

Este sistema permitirá ingresar al nuevo mundo de la taxonomía en línea, permitiendo que científicos de todo el Planeta, puedan acceder a las imágenes y observar las muestras con un detalle muy preciso.  A pesar de que consideramos que esto no reemplaza a la revisión “in situ” de los especímenes, cumple con el papel de permitir a los taxónomos una aproximación mayor antes de requerir una muestra para revisión.  Esperamos que esto ayude a cubrir el déficit de identificaciones de las colecciones por un lado y que permita contar con un respaldo digital de las colecciones por otro.  Esto último, es muy importante ante la fragilidad inherente a las colecciones de historia natural.

Fotos de alta resolución de especímenes.
Fotos de alta resolución de especímenes. Foto por: Gustavo Morejón.

Adicionalmente, un nuevo sistema que hace uso de microchips NFC / RFID (Near Field Communication / Radio Frequency Identification), complementará el sistema de etiquetación de las muestras.  Este sistema permite almacenar en forma digital, en un microchip muy pequeño, toda la información disponible para un espécimen sin las limitaciones inherentes al papel.  La cantidad de texto que se puede almacenar en uno de estos microchips es de aproximadamente dos hojas de tamaño A4 escritas con una fuente de 12 puntos.  La información así almacenada, tiene un tiempo muy largo de permanencia en memoria, que fácilmente puede llegar a varios siglos.  Para leer una etiqueta de este tipo, solo necesitamos un teléfono celular (que soporte NFC) o un lector NFC para computadora.

De esta manera, estamos combinando una base de datos bien estructurada con imágenes de alta resolución y un sistema de etiquetación que garantiza que la información de cada muestra en colección, no se pierda.  Todo esto, se encuentra a su vez respaldado en tres servidores diferentes:  un servidor de producción en la red interna, un servidor de base de datos en la red interna y un servidor externo en Internet con una muy alta capacidad de almacenamiento.  Este conjunto de características, convierte al sistema de digitalización de colecciones de la FCD en el más sofisticado sistema de su tipo en el Ecuador y uno de los mejores a nivel global.

Información detallada está disponible en línea.
Información detallada está disponible en línea. Foto por: Gustavo Morejón.
Puedes buscar especies en línea.
Puedes buscar especies en línea.

La Fundación Charles Darwin depende completamente de donaciones. Por favor dona hoy para apoyar estos esfuerzos de digitalización.

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2018 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.