Monitoreando tiburones en el medio del Océano Pacífico: usando cámaras para la ciencia

El arco de Darwin.

Cumpliendo el sueño de todo biólogo, empecé a trabajar en la estación de investigación de la Charles Darwin Foundation por las islas Galápagos en Marzo de 2017. Recién llegando, en la segunda semana de mi nuevo trabajo, nos subimos a la Queen Mabel y nos fuimos por una semana de trabajo de campo en las islas del norte del archipiélago: Darwin y Wolf. ¡Bienvenida a Galápagos!

¿Por qué Galápagos?

Las islas Galápagos se convirtieron en una reserva marina en 1998, dando la oportunidad a este archipiélago de tener menos impacto y ser más parecido a lo que era antes del asentamiento humano. Aunque encontrar el equilibrio es un gran reto, la comunidad local entiende la importancia de proteger los recursos naturales de las islas porque esto es el principal atractivo para el turismo que es la actividad económica más importante. Este archipiélago protegido es uno de los ejemplos de una relación productiva entre el humano y la naturaleza. Hay esperanza.

Los tiburones son in recurso pesquero muy importante a nivel mundial porque son una fuente de proteína y porque sus aletas son el ingrediente principal sopa ‘de lujo’ en países asiáticos. Esta pesca ha reducido las poblaciones de muchas especies de tiburones y rayas en las últimas décadas. Sin embargo, los tiburones se han convertido en un atractivo turístico muy importante en muchos lugares del mundo, particularmente donde se hace buceo SCUBA como en las islas Galápagos. Por esto, ahora se reconoce que un tiburón vale mucho más vivo que pescado y gracias al esfuerzo de muchos científicos, conservacionistas y de la comunidad, los tiburones están protegidos en las islas. Por esta importancia de los tiburones para el turismo de las Galápagos, las islas de Darwin y Wolf fueron declaradas santuario por el gobierno ecuatoriano en 2016 que fue creado para proteger los ecosistemas clave que mantienen la mayor biomasa de tiburones del mundo, según este estudio de científicos de la Fundación. Con suerte, este santuario puede realmente ofrecer un refugio a las poblaciones de tiburones para recuperarse de la sobrepesca que ocurre a su alrededor.

 

Escuela de tiburones martillo en Darwin & Wolf.
Escuela de tiburones martillo en Darwin & Wolf. Foto por: Pelayo Salinas de León / FCD.

El equipo del proyecto de tiburones que ahora lidera el Dr. Pelayo Salinas-de-León ha estado monitoreando tiburones en Galápagos por varios años con el objetivo de entender el rol de este archipiélago como hábitat clave en el ciclo de vida de tiburones.

“Estas islas son un ecosistema esencial que probablemente conecte poblaciones de tiburones migratorios entre las islas y la costa continental de la región del Pacifico Oriental Tropical y esta información es muy importante para entender el rol de la Reserva Marina de Galápagos protegiendo las poblaciones amenazadas de tiburones”
dijo el Dr. Salinas de León.

Dos o tres veces al año, el equipo de tiburones se embarca en un viaje a las islas del norte de Galápagos que están ya en el medio del Océano Pacifico. El objetivo de este viaje es monitorear las poblaciones de tiburones y peces pelágicos, para eventualmente entender el impacto de este nuevo santuario en las poblaciones de tiburones.

El equipo al que me uní en marzo estaba formado por científicos y colaboradores de varios lugares y con una variedad de experiencia que hizo este viaje aún más interesante.

Parte del equipo en el barco Queen Mabel.
Parte del equipo en el barco Queen Mabel. Foto por: Patricia Marti Puig / FCD.

Dos investigadores senior de la Fundación Charles Darwin, Dr Patricia Marti Puig experta en corales e invertebrados de aguas profundas y Dr José Marin Jarrín experto en pesquerías y coordinador de ciencias se unieron a la expedición. También estuvieron presentes la coordinadora de salidas de campo Salomé Buglass y el coordinador del Programa de Recursos Marinos del Parque Nacional Galápagos, Harry Reyes, y un colaborador externo de la University of British Columbia experto en modelaje de pesquerías y cambio climático Dr Tyler Eddy. Esta mezcla de científicos fue para mi la mejor introducción a Galápagos y al gran trabajo que se hace la Fundación.

Parte del equipo dentro del barco Queen Mabel.
Parte del equipo dentro del barco Queen Mabel. Foto por: Florencia Cerutti / FCD.

¿Cómo monitoreamos tiburones? ¡Filmando!

En estos viajes, usamos dos tipos de estructuras con cámaras para filmar: cámaras remotas con carnada (Baited Remote Underwater Videos, BRUVs) y cámaras llevadas por un buzo (Diving Operated Videos, DOVs). Básicamente, las BRUVS son cámaras montadas en una estructura de metal, con boyas para que flote a media agua, con un peso abajo para que la mantenga en posición, y con un tubo con carnada. Los DOVS son cámaras montadas en una estructura de metal más pequeña que un buzo lleva durante un buceo de 25 minutos a 20 metros. Ambos son métodos para hacer censos visuales bajo el agua, pero en este caso, el científico puede ‘revisitar’ el lugar con los videos para tener datos más exactos. En este viaje se usan dos cámaras en cada estructura y se llaman stereo-BRUVS y stereo-DOVS, estas dos cámaras permiten tomar medidas de los peces usando un programa de computadora creado para este análisis. Con las medidas de peces, se puede calcular biomasa que es la masa total de tiburones por metro cuadrado.

Desplegando stereo-BRUVs (derecha) y un buzo con un stereo-DOV durante un transecto submarino (izquierda).
Desplegando stereo-BRUVs (derecha) y un buzo con un stereo-DOV durante un transecto submarino (izquierda). Foto por: Pelayo Salinas de León / FCD.
Equipo preparando los BRUVs y cargando un zodiac.
Equipo preparando los BRUVs y cargando un zodiac. Foto por: José Marin Jarrín / FCD.

Navegando a bordo del Queen Mabel, nos tomó más o menos 24 hrs en llegar lentamente a nuestro destino (y otras 24 hrs en regresar) y durante 5 días instalamos BRUVS en ocho sitios alrededor de cada isla. También hicimos siete transectos con DOVS durante buceos en cada isla. El equipo está actualmente analizando unas 24 horas de videos tomados con las BRUVS y unas 5 horas de videos tomados con las DOVS. Esperamos tener resultados de varios años de datos área el año que entra. Estos resultados servirán para entender como tiburones usan las islas oceánicas de Darwin y Wolf como hábitats clave en su ciclo de vida y para entender el impacto del cambio climático en las poblaciones de tiburones.

El barco Queen Mabel.
El barco Queen Mabel. Foto por: Florencia Cerutti / FCD.
Ana Moya, miembro del equipo de tiburones, analizando BRUVs.
Ana Moya, miembro del equipo de tiburones, analizando BRUVs. Foto por: Florencia Cerutti / FCD.

Pero además de la parte científica de este viaje...

‘Este lugar nunca deja de sorprenderme con tanta vida marina que veo alrededor de mi barco cada vez que vengo’ dijo Vico, el capitán del Queen Mabel. Efectivamente, tuvimos la oportunidad de ver muchísima vida marina alrededor de las islas! Como lobitos marinos jugando con los buzos durante los transectos, muchísimas aves anidando en los acantilados de las islas, una manada grandísima de delfines con la que jugamos en las zodiaks, y aletas de orcas y pez luna en superficie.

Una fragata sobre la Isla Darwin.
Una fragata sobre la Isla Darwin. Foto por: Patricia Marti Puig / FCD.
Delfines acompañando al Queen Mabel.
Delfines acompañando al Queen Mabel. Foto por: Salomé Buglass / FCD.

¡Estos fueron mis primeros buceos en las islas Galápagos y vaya que fue un gran viaje! Es impresionante ver la naturaleza así, todavía con tanta vida y poco impacto humano. Realmente motiva a querer entender mejor estos ecosistemas asilados y definitivamente da esperanza de que podemos tener impacto positivo con nuestro trabajo como científicos. Y claro, ¡ahora estoy impaciente esperando el siguiente viaje a este hermoso lugar! Pronto, pronto.

Feliz en la Isla Darwin.
Feliz en la Isla Darwin. Foto por: Salomé Buglass / FCD.

La Fundación Charles Darwin depende completamente de la generosidad de nuestros seguidores. Por favor dona hoy para apoyar nuestro trabajo.

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2019 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.