Mosca parásita invasora ataca a la golondrina de Galápagos

La golondrina de Galápagos es un ave endémica en peligro. Este individuo y su nido fue observado el 30 de abril 2017.

La golondrina de Galápagos (Progne modesta) es una especie endémica, es decir, que solo se la encuentra en el archipiélago. Por sus números bajos está categorizada como una especie en peligro por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sin embargo, muy poco se conoce sobre su biología e historia natural, incluyendo las amenazas para su conservación.

Una prioridad de la Fundación Charles Darwin (FCD) y la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) es determinar si esta ave es afectada por la mosca invasora, Philornis downsi, una de las mayores amenazas para aves terrestres del archipiélago. Actualmente, la mosca está amenazando a 18 especies de aves terrestres endémicas y un ave nativa, ya que sus larvas se alimentan de la sangre de pichones y pueden causar la muerte.

La mosca Philornis downsi en el laboratorio de la ECCD.
La mosca Philornis downsi en el laboratorio de la ECCD. Foto por: Sam Rowley / FCD.

Ubicar los nidos de la golondrina, no obstante, no es nada fácil dado a que hace nidos en acantilados frente al mar. Como algunos de estos lugares son sitios turísticos, en 2014 se pidió la ayuda de guías naturalistas en buscar y reportar nidos. En marzo de 2017, varios guías reportaron haber visto un nido con polluelos en Caleta Tagus (oeste de la Isla Isabela). Al siguiente mes, ornitólogos de la Estación Científica Charles Darwin (ECCD) fueron al sector para verificar el avistamiento. Encontraron dos nidos en construcción y un nido con un huevo en incubación. Este año, los científicos regresaron al lugar y con la ayuda de tripulantes de un barco de la DPNG, colectaron el nido inactivo para analizarlo.

Presencia de Philornis downsi en el nido.
Presencia de Philornis downsi en el nido. Foto por: David Anchundia / FCD.

Los ornitólogos encontraron 13 pupas de Philornis downsi en el nido de esta golondrina, lo cual es alarmante. Como explicó el investigador David Anchundia,

“no solo es preocupante la confirmación que esta mosca parasite a esta ave, pero también es sorprendente que esta mosca logre encontrar nidos y sobrevivir en condiciones más extremas, como las de una grieta en un acantilado frente al mar”.

Acantilado y cueva donde se encontró el nido a pocos metros del mar.
Acantilado y cueva donde se encontró el nido a pocos metros del mar. Foto por: David Anchundia / FCD.

La FCD, en colaboración con la DPNG, planifican revisar más nidos de golondrina de Galápagos para evaluar el impacto de Philornis downsi. Los reportes de los guías naturalistas serán vitales para seguir investigando. Además, está planificado determinar si Philornis downsi parasita otras aves en este hábitat.

Gaviotín pardo (Anous stolidus galapagensis) anidando con un huevo a cuatro metros del nido colectado.
Gaviotín pardo (Anous stolidus galapagensis) anidando con un huevo a cuatro metros del nido colectado. Foto por: David Anchundia / FCD.

Este trabajo urgente depende completamente del apoyo de nuestros seguidores. Con tu donación, nuestro equipo podrá encontrar más información sobre el impacto de Philornis downsi en las aves de Galápagos y buscar mecanismos para protegerlas.

Golondrina de Galápagos cazando.
Golondrina de Galápagos cazando. Foto por: David Anchundia / FCD.

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2019 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.