Explorando los Bajos de la Reserva Marina de Galápagos

Equipo en acción el primer día en el campo en un pequeño bote de pesca

Noviembre de 2018 ha sido uno de los meses más emocionantes y desafiantes que he experimentado durante mi trabajo como científica marina en la Fundación Charles Darwin. El mes estuvo lleno de muchas novedades: dirigí expediciones de investigación en el océano de Galápagos, manejé vehículos controlados por control remoto (ROV por sus siglas en inglés), me convertí en Exploradora de National Geographic, estudié montes submarinos inexplorados y conocí a Sylvia Earle. Todo comenzó en abril de este año, cuando presenté una propuesta para una Beca de Carrera Temprana con la Sociedad de National Geographic para explorar montañas submarinas poco profundas en las Islas Galápagos utilizando ROV, ya que pueden operarse a profundidades por debajo del límite del buceo seguro.

Tom Glebas pilotando el ROV con un joystick del panel de control que transmite en vivo secuencias de video desde las profundidades
Tom Glebas pilotando el ROV con un joystick del panel de control que transmite en vivo secuencias de video desde las profundidades. Foto de: Joshua Vela, FCD.

¿Qué son los montes submarinos y por qué estudiarlos en Galápagos?

Las montañas submarinas son elevaciones de diferentes formas y tamaños, que pueden llegar a alcanzar cientos de miles de metros desde el fondo marino. Se sabe que su singularidad las convierte en hotspots de diversidad marina. A menudo están colonizadas por arrecifes de aguas profundas y rodeadas con gran cantidad de peces, lo que realza su productividad.

En la parte superior de la plataforma geológica de Galápagos, en la que se localiza la mayoría de las islas principales, se encuentran cientos de montañas submarinas poco profundas, conocidas localmente como "Bajos". Estos pueden variar en altura de 100 a 600 metros, y muchos son sitios de pesca clave para la comunidad local de pecadores artesanales. Una característica especial de los bajos es que a menudo el área de la cumbre se encuentra en la zona “fóticas” del océano, donde aún hay luz, lo que significa que potencialmente admiten una amplia gama de comunidades marinas. Sin embargo, se sabe muy poco acerca de estos ecosistemas. El objetivo de este estudio piloto es caracterizar los hábitats y las especies a lo largo de diferentes gradientes de profundidad.

El ROV Defender de VideoRay con el sistema estereovideo montado
El ROV Defender de VideoRay con el sistema estereovideo montado. Foto de: Joshua Vela, FCD.

Para mi sorpresa, me concedieron la beca cuatro meses después de haber enviado la propuesta. Desde ese momento realicé, en un tiempo record, innumerables acciones: planificar, contratar, obtener permisos, alquilar lanchas rápidas y aprender sobre las metodologías de ROV para investigar los montes submarinos. Un componente clave del proyecto fue VideoRay, un fabricante especializado de ROV comerciales de vanguardia.
VideoRay ofreció generosamente suministrar no únicamente su más nuevo equipo de alta tecnología, sino también un equipo de técnicos sin costo alguno. Además, también tuve la suerte de colaborar con el Dr. Euan Harvey, que dirige Ecological Fish Lab en la Universidad de Curtin, Australia, quien nos prestó un sistema de video estéreo de innovador diseño para el estudio de transectos de video basado en ROV.

Jardines de coral blando encontrados entre 40m-60m de profundidad.
Jardines de coral blando encontrados entre 40m-60m de profundidad. Foto: FCD.


El trabajo de campo comenzó durante la primera semana de noviembre con la llegada del equipo de VideoRay y sus ROV. Después de realizar muchas pruebas de equipo y descubrir la mejor manera de operar los ROV desde pequeñas lanchas rápidas, completamos cinco viajes de campo en alta mar para estudiar tres montes submarinos en la región central del archipiélago. Un ROV Defender y un ROV Pro5 se pilotaron remotamente para realizar transectos de video en varios rangos de profundidad entre 30 m y 180 m, la profundidad operativa máxima del sistema de video estéreo.

¿Qué encontramos allí abajo?

Cada bajo era único, con hábitats heterogéneos a lo largo de las laderas. Sin embargo, como se esperaba, en muchas de las zonas poco profundas, encontramos jardines de corales blandos con una gran abundancia de peces, y el tamaño y la densidad de vida marina disminuían a medida que avanzábamos. Aunque inicialmente muchas áreas en las zonas más profundas (70 m-180 m bajo la superficie) de los montes submarinos parecían ser estériles, estudios más cercanos revelaron una gran cantidad de especies interesantes de peces e invertebrados. Uno de los aspectos más destacados fue encontrar varios hermosos arrecifes de esponja de aguas profundas (a profundidades de 150 m-180 m) que es el hogar de muchos invertebrados y especies de peces.

Esponja de mar profundo y jardín de coral encontrado a unos 180 m de profundidad
Esponja de mar profundo y jardín de coral encontrado a unos 180 m de profundidad. Crédito de foto: FCD.

Pero en nuestro último día de campo nos quedamos estupefactos del asombro cuando descubrimos que  la cumbre de uno de los montes submarinos estaba cubierta por un campo de grandes macro-algas, que sospechamos que es un bosque de algas marinas. No podía creer lo que estaba viendo en el monitor del ROV: ¡Vimos cientos de tallos de algas de más de 1 m de altura que nos saludaban en el oleaje! Fue un momento eureka para todo el equipo. Conscientes de que este es posiblemente un hallazgo innovador, nos embarcamos en una misión final con el objetivo de tomar muestras de algas con el brazo robótico que el equipo de VideoRay instaló en el ROV. Estamos muy agradecidos con la Dirección del Parque Nacional Galápagos por darnos un permiso de muestreo con tan poca antelación.

Bosque de algas marinas encontrado en la parte superior de la cumbre a una profundidad de 50 m
Bosque de algas marinas encontrado en la parte superior de la cumbre a una profundidad de 50 m. Crédito de foto: FCD.

"Ha sido fantástico ser parte de esta investigación pionera, y apoyar el primer levantamiento de datos para estos ecosistemas desconocidos en aguas profundas... Antes, como broma decíamos a nuestros colegas: nos vamos a Galápagos a descubrir nuevas especies y ecosistemas. Para nuestra alegría y asombro puede que sea verdad"
–Tom Glebas, vicepresidente de gestión de productos de VideoRay, y piloto principal del ROV de nuestro equipo.

Un equipo emocionado después de la operación exitosa de muestreo de algas usando un brazo robótico en el ROV Pro5. Partiendo de la izquierda Tom Glebas, Salome Buglass, Andy Goldstein, Alize Bouriat.
Un equipo emocionado después de la operación exitosa de muestreo de algas usando un brazo robótico en el ROV Pro5. Partiendo de la izquierda Tom Glebas, Salome Buglass, Andy Goldstein, Alize Bouriat. Foto de: VideoRay, Paula Goldstein.

Tras este descubrimiento, innumerables preguntas pasan por mi mente y la de mis colegas científicos. ¿Cuántos bosques más hay en la RMG? ¿Qué especie es ésta? ¿Es nueva para Galápagos? ¿Cuál es el papel de los montes submarinos en estos ecosistemas? ¿Qué especies marinas abarca este bosque de algas marinas? Estén atentos, ya que abordaremos algunas de estas preguntas en los blogs que vendrán próximamente, especialmente después de finalizar el análisis preliminar de los especímenes recolectados.

Entusiasmada con todas las imágenes de video que tenemos de los montes submarinos y las muestras de algas marinas, nuestra tarea ahora es analizar los transectos de videos para caracterizar los hábitats de los Bajos y determinar las especies de algas marinas encontradas. Hasta ahora, nuestros hallazgos muestran lo poco que sabemos en la actualidad sobre los ecosistemas de montañas submarinas y que probablemente haya mucho más.

Y, por último, experimenté el cierre más sorprendente de mi temporada de campo al reunirme, hablar y compartir con una leyenda viviente. Dos semanas después del trabajo de campo, como oradora invitada en un foro de Lindblad Expeditions National Geographic, me comentaron que en el barco hermano estaba una “colega”, la Dra. Sylvia Earle. Ella había oído hablar de mi proyecto y deseaba reunirse conmigo para saber más sobre la expedición y nuestros hallazgos. Este intercambio fue un momento inolvidable y de increíble privilegio que reforzó mi determinación y mi compromiso por estudiar y proteger conjuntamente con todos, la vida marina para las generaciones futuras y mejorar los medios de vida sostenibles sobre la base de la comprensión científica.

Encuentra el blog en el OpenExplorer de National Geographic.

Nos gustaría expresar nuestro agradecimiento por la generosa donación otorgada por el Fondo Lindblad Expeditions National Geographic (LEX-NG), sin la cual este proyecto no hubiera sido posible.

Encuentro muy especial con la Dra. Sylvia Earle sobre la exploración de las montañas submarinas en Galápagos
Encuentro muy especial con la Dra. Sylvia Earle para conversar sobre la exploración de las montañas submarinas en Galápagos. Foto de: Carlos Romero

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2019 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.