¿Qué hay en el menú de un Tiburón Martillo en las Islas Galápagos?

Una gran escuela de Tiburones Martillo en la Isla Wolf

A principios del 2019 recibí una gran noticia, había sido ganadora de una beca de la Fundación Rufford para realizar un proyecto increíble de investigación sobre tiburones martillo en las Islas Galápagos. El objetivo de este proyecto era determinar la ecología alimentaria del tiburón martillo, Sphyrna lewini, que está en peligro de extinción y para ello, tendríamos que bucear entre ellos para obtener muestras de tejido y músculo para así poder realizar un análisis de isótopos estables.

Isótopos estables: eres lo que comes

En química, el término "isótopos" se refiere a la composición de un elemento como el oxígeno, el carbono, el hidrógeno, etc. Cuando un organismo ingiere alimentos, su piel, músculos y órganos retienen información de su dieta. Por lo tanto, podemos estudiar los isótopos de cualquier organismo y saber lo que han comido justo antes de ser muestreados. Los isótopos más usados en la ecología trófica son el carbono y el nitrógeno (δ13C and δ15N). El isótopo de carbono se utiliza para determinar cómo fluye la energía a través de los depredadores, mientras que el isótopo de nitrógeno nos revela la posición trófica de un consumidor en la red alimenticia.

"Las interacciones tróficas de los tiburones pueden ser difíciles de determinar por métodos tradicionales, como analizando contenidos estomacales o mediante observaciones directas, por esto, el análisis de isótopos estables representa una técnica alterna y menos invasiva para estudiar la ecología trófica de estas especies", dijo el ecólogo marino colaborador de esta iniciativa, Diego Páez-Rosas.

La mayoría de los tiburones son depredadores topes que se ubican en la parte superior de la red alimenticia. A través de su comportamiento depredador, mantienen un ecosistema marino saludable, controlando el tamaño y la dinámica de poblaciones más bajas en la red alimentaria. Por lo tanto, estudiar la dieta de estos depredadores no solo nos ayuda a determinar su comida favorita, sino también cómo funcionan los ecosistemas de forma natural.

Este año, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) anunció un posible evento de El Niño que causaría fuertes variabilidades climáticas en el Océano Pacífico oriental. Este evento representa una oportunidad única para estudiar el comportamiento de alimentación de los tiburones martillo en condiciones climáticas inusuales y cambiantes.

Nuestros métodos de estudio

Este febrero nos embarcamos en una expedición a bordo de la mítica Queen Mabel hacia las islas más septentrionales del archipiélago, Darwin y Wolf, para obtener nuestras muestras para el análisis isotópico. En estas islas, buceamos a pulmón muy temprano en la mañana con nuestro equipo de apnea o buceo libre y llevamos una vara resortera hawaiana con un dardo especial para biopsias en el extremo superior especialmente diseñado para retener un pequeño pedazo de piel y de músculo de tiburón.

Camino a bucear a pulmón con un hermoso amanecer en el Arco de Darwin, Isla Darwin
Camino a bucear a pulmón con un hermoso amanecer en el Arco de Darwin, Isla Darwin. Foto de: Camila Arnés Urgellés, FCD.

Nuestro método consiste en detectar un tiburón martillo desde la superficie, un apneista bucea a profundidades de hasta 20 m y apunta el dardo de la biopsia de la vara hawaiana a la aleta dorsal del tiburón mientras libera la resortera en una dirección perpendicular. El dardo recoge una pequeña muestra de tejido sin causar daño al tiburón que se alejaba casi como si nada hubiera sucedido. Después de recolectar la muestra, el apneista regresa a la superficie, y sube al barco para recuperar su respiración y reemplazar el dardo de biopsia por uno nuevo para seguir recolectando muestras.

Buceando a pulmón entre una escuela de jureles (Caranx sexfasciatus) con la vara hawaiiana
Buceando a pulmón entre una escuela de jureles (Caranx sexfasciatus) con la vara hawaiiana. Foto de: Pelayo Salinas de León, FCD.

En este viaje, obtuvimos muestras de 20 tiburones martillo, las cuales van a ser procesadas en los laboratorios del Galápagos Science Center (Universidad San Francisco de Quito y Universidad de Carolina del Norte) y luego se enviarán a la Instalación de isótopos estables de la Universidad de California Davis. Estas muestras van a ser comparadas con las obtenidas en años anteriores por nuestros colaboradores y guarda parques de la Dirección del Parque Nacional Galápagos durante años pasados que eventos de El Niño no han ocurrido.

Haciendo apnea o buceo libre con la vara hawaiana para obtener muestras de piel de Tiburón Martillo
Haciendo apnea o buceo libre con la vara hawaiana para obtener muestras de piel de Tiburón Martillo. Foto de: Pelayo Salinas de León, FCD.

“Se sabe muy poco sobre los impactos de los eventos de El Niño, Oscilación del Sur, en la ecología de especies altamente móviles como los tiburones. Estos eventos naturales se están volviendo más fuertes y más recurrentes en los escenarios actuales de cambio climático, y con este estudio, tendremos una primera idea de cómo la dieta de los tiburones podría cambiar cuando el océano se vuelve más cálido ", dijo el ecologista Pelayo Salinas de León, otro colaborador de este proyecto.

Los resultados de este estudio nos ayudarán a comprender mejor cómo el cambio climático está afectando a las poblaciones de tiburones martillo y las medidas que podemos tomar para mitigar sus impactos.

 

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Chaussée de la Hulpe 177 Bte 20 (rez) - 1170, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2019 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.