Equipo de Galápagos Verde 2050 transplantando las cinco plántulas de G. leucantha var. leucantha.

Registros históricos que datan de los años 1970 y 1980 indican que el número poblacional de Galvezia leucantha var. leucantha en la Isla Isabela ha ido disminuyendo drásticamente en las últimas décadas (Tye & Jäger, 2000; Guzmán et al., 2016). Esto, se cree, es el resultado del alto nivel de herbívora de animales introducidos como las cabras y las ratas, que depredan sus plántulas (Wiggins & Porter, 1971; León-Yánez et al., 2011).

En el año 2007 se recogió evidencia que indicaba que la población de G. leucantha en la Isla Isabela estaba compuesta de únicamente seis individuos. 

Debido a la gravedad de esta situación, en el año 2017, la Fundación Charles Darwin, a través del proyecto Galápagos Verde 2050 (GV2050), inició las actividades de restauración de la población de Galvezia en la isla Isabela. Esta iniciativa nació con la recolección de semillas y la extracción de estacas de los últimos cinco individuos sobrevivientes de esta población.

Los primeros intentos por reproducir la especie ex situ, usando técnicas convencionales para germinación de semillas no fueron exitosas. Sin embargo, al realizar un ensayo de germinación piloto en cajas petri con láminas de algodón (a manera de sustrato), se obtuvo las primeras plántulas de G. leucantha var. Leucantha. Las dificultades encontradas para obtener las plántulas fueron varias. Al reducido número de individuos adultos en estado natural se sumó la baja fertilidad de las semillas. Esto fue evidente, pues de las 30 semillas utilizadas en el experimento, únicamente nueve germinaron. Estas semillas germinadas fueron transplantadas a bandejas de germinación con sustrato inerte, en cantidad suficiente para facilitar su desarrollo radicular. Las plántulas germinadas permanecieron en las bandejas de germinación por un lapso de 35 días. Tanto la fase experimental como la preparación del protocolo de este proceso fue llevado a cabo por Micaela Solís, Asistente de Investigación del Galapagos Verde 2050.

Primera plántula germinada.
Primera plántula germinada. Foto por: Micaela Solís.

Durante el proceso de transplante de las nueve plántulas, solo cinco sobrevivieron. Estas cinco plántulas fueron rigurosamente supervisados por cuatro meses y pasaron por un proceso de adaptación bajo condiciones similares a los que encuentran en su hábitat natural. Durante su desarrollo se procedió a realizar un nuevo trasplante esta vez a macetas con mayor cantidad de sustrato y a la edad de siete meses se observó los primeros botones florales, lo cual fue un indicador fenológico de que las cinco plántulas estaban listas para su transporte a su hábitat natural.

Último transplante de cinco G.leucantha var. leucantha antes de transportarlos al Norte de Isabela. Foto por: Particia Jaramillo.
Último transplante de cinco G.leucantha var. leucantha antes de transportarlos al Norte de Isabela. Foto por: Particia Jaramillo.

Solamente cinco plántulas sobrevivieron y se desarrollaron durante cuatro meses, tiempo durante el cual fueron sometidas a un proceso de adaptación a condiciones similares a las de su hábitat natural en Isabela Norte. Todo este proceso fue posible gracias al esfuerzo y dedicación de todo el equipo del proyecto Galápagos Verde 2050, bajo la supervisión de Micaela Solís y María Guerrero (Voluntaria Profesional de la Universidad de Málaga).

Posteriormente, para poder movilizar las plántulas entre islas fue necesario seguir los protocolos de bioseguridad y cuarentena establecidos para el Parque Nacional Galápagos. Para ello, se contó con la supervisión y apoyo de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) y la Agencia de Bioseguridad para Galápagos (ABG). Finalmente, el 19 de marzo del 2018, gracias al apoyo de Lindblad Expeditions, a bordo de su embarcación Endeavour II, se transportaron las cinco primeras plántulas de la sub especie endémica de la isla Isabela: G. leucantha, nacidas ex situ, hacía Playa Tortuga Negra, en la Isla Isabela.

Transporte de las plántulas hacía Playa tortuga Negra, apoyados por Lindblad Expeditions en su embarcación Endeavour II.
Transporte de las plántulas hacía Playa tortuga Negra, apoyados por Lindblad Expeditions en su embarcación Endeavour II. Foto por: Ma. Lorena Romero.
Aplicación de tecnología hidrogel en una de las plántulas.
Aplicación de tecnología hidrogel en una de las plántulas. Foto por: Ma. Lorena Romero.

En la mañana del 20 de marzo del 2018, las cinco plántulas fueron sembradas utilizando para ellos tecnologías ahorradoras de agua (i.e., Groasis e Hidrogel). De esta manera se pretende incrementar sus posibilidades de sobrevivencia. De esta manera su cumplió un primer gran paso para cumplir con el objetivo de restaurar la población de G. leucantha var. leucantha , en la isla Isabela.

El proyecto Galápagos Verde 2050 de la Fundación Charles Darwin es implementado conjuntamente con la Dirección del Parque Nacional Galápagos. Este proyecto se financia gracias al invaluable apoyo de COmON Foundation, The Leona M. and Harry B. Helmsley Charitable Trust y BESS Forest Club.

Una de las cinco plántulas sembradas para la restauración ecológica de G. leucantha  var. leucantha cerca de Playa tortuga negra, Isabela norte.
Una de las cinco plántulas sembradas para la restauración ecológica de G. leucantha var. leucantha cerca de Playa tortuga negra, Isabela norte. Foto por Paul Mayorga.

Bibliografía:

Guzmán, B., Heleno, R., Nogales, M., Simbaña, W., Traveset, A. & Vargas, P. 2016. Evolutionary history of the endangered shrub snapdragon (Galvezia leucantha) of the Galápagos Islands. Diversity and Distributions, 1-14

León-Yánez, S., Valencia, R., Pitman, N., Endara, L., Ulloa, C. & Navarrete, H.(eds).2011. Librorojo de las plantas endémicas del Ecuador 2ª edición. Publicaciones del herbario QCA, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Quito, pp. 779.

Tye, A. & Jäger, H. 2000. Galvezia leucantha subsp. Porphyrantha (Scrophulariaceae), a new shrub snapdragon endemic to Santiago Island, Galápagos, Ecuador. Novon, 10: 164-168.

Wiggins, I.L. & Porter, D.M. Flora of the Galápagos Islands. (Stanford University Press, Stanford, CA, 1971).

SERC y la FCD unen esfuerzos por la ciencia y conservación.

Nos complace anunciar un nuevo convenio entre la Fundación Charles Darwin para las Islas Galápagos y el Smithsonian Environmental Research Center. Un Memorándum de Entendimiento (MDE) fue firmado el 9 de enero, 2018 con el objetivo de realizar investigación colaborativa para entender y trabajar en la sostenibilidad de ecosistemas marino costeros. Como las dos organizaciones sin fines de lucro tienen una larga historia de investigación científica para mejorar las estrategias de manejo y conservar el ambiente, este nuevo MDE será de mutuo beneficio y tendrá un mayor impacto para la conservaciónde archipiélagos únicos como las Islas Galápagos.

El Instituto Smithsonian tiene más de 500 científicos que trabajan en un gran rango de diferentes disciplinas científicas para tener un mayor conocimiento sobre la biodiversidad y sostenibilidad de ecosistemas costeros. Mientras tanto, la Fundación Charles Darwin es la única organización sin fines de lucro en Galápagos con una Estación Científica, un equipo comprometido de científicos locales e internacionales y casi 60 años de experiencia como asesor oficial del gobierno del Ecuador para la conservación del archipiélago.

Los equipos de SERC y la FCD se reunieron para establecer la colaboración entre ambas instituciones.
Los equipos de SERC y la FCD se reunieron para establecer la colaboración entre ambas instituciones. Foto por: Archivo FCD.

Los océanos son vitales para la humanidad. Sin embargo, permanecen poco estudiados y hay una necesidad urgente de estandarizar datos sobre ecosistemas marino costeros. Además, este nuevo MDE promoverá el entrenamiento profesional de la próxima generación de conservacionistas. Estos factores harán que los ecosistemas marinos de Galápagos sean más resilientes al cambio y crearán mejores prácticas para la conservación y manejo del archipiélago.

Las invasiones biológicas de especies no nativas se están acelerando a nivel mundial y son particularmente dañinas para los ecosistemas marinos. Lamentablemente, estas amenazas no se entienden completamente y es importante encontrar qué especies están presentes, cómo cambian a través del tiempo y cuán efectivas son las estrategias de manejo. Inti Keith, Investigadora Científica Senior de la Fundación Charles Darwin, explicó:

“El incremento del turismo y el flujo de mercancías y personas a través de barcos están poniendo presión sobre Galápagos. Especies marinas invasoras están llegando en los cascos de barcos, en agua de lastre y también por medio de corrientes oceanográficas, así que necesitamos mejorar nuestro conocimientosobre sus amenazas para conservar el archipiélago.”

Un esfuerzo en conjunto entre el Smithsonian Environmental Research Center y la Fundación Charles Darwin ayudará a llenar este vacío de conocimiento y mejorar la colaboración entre científicos, académicos, investigadores, y estudiantes, ayudándoles a tener un manejo y política informada, y además permitirá educar a futuras generaciones.

Anson H. Hines, Ph.D., Director del Smithsonian Environmental Research Center dijo:

“Nuestra colaboración con la Fundación Charles Darwin promueve investigación científica de punta y la custodia crucial de las Islas Galápagos y del Ecuador continental. La historia científica y ubicación estratégica de estos sitios los hacen recursos críticos para poder entender y monitorear los ecosistemas marinos y la biodiversidad. Compartiremos los productos de esta estrecha colaboración para ayudar a medir respuestas a cambios ambientales a través de nuestra red creciente de sitios costeros alrededor del mundo.”

Reunión para la firma del MDE, lo cual facilitará un esfuerzo colaborativo para la conservación de Galápagos.
Reunión para la firma del MDE, lo cual facilitará un esfuerzo colaborativo para la conservación de Galápagos. Foto por: Archivo FCD.

Específicamente, este MDE quiere promover oportunidades para realizar un monitoreo ambiental multidisciplinario a largo plazo e investigación de los ecosistemas costeros de Galápagos y Ecuador con los siguientes objetivos:

  1. Incrementar nuestro conocimiento sobre biodiversidad, composición, estructura, dinámica, y funciones ecológicas de ecosistemas marinos;
  2. Mejorar conocimiento sobre los factores claves, naturales y humanos, de la estructura y dinámica de ecosistemas;
  3. Entender las causas y consecuencias de cambios ambientales en ecosistemas costeros; y
  4. Ayudar a restaurar y mejorar las comunidades cuando sea posible.

“Esta investigación no podría ser más urgente que ahora, en un mundo de cambio constante. Al avanzar con la síntesis, interpretación, y acceso fácil a datos, habrá un mejor entendimiento, mejores estrategias de manejo, y mayor concientización ambiental”,
dijo el Director Ejecutivo de la Fundación Charles Darwin, Dr. Arturo Izurieta.

Finalmente, este MDE contará con la colaboración entre agencias, brindará nuevos recursos, permitirá tener mejores instalaciones e infraestructura, incrementará la colaboración entre personal de investigación, entrenará estudiantes universitarios, y mejorará el flujo de información a través de seminarios, reuniones y talleres. Esta innovadora colaboración genera altas expectativas sobre lo que se podrá lograr con este trabajo en conjunto a futuro.

Contacto de prensa: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (Kristen Minogue, SERC); Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (ECCD)

La golondrina de Galápagos es un ave endémica en peligro. Este individuo y su nido fue observado el 30 de abril 2017.

La golondrina de Galápagos (Progne modesta) es una especie endémica, es decir, que solo se la encuentra en el archipiélago. Por sus números bajos está categorizada como una especie en peligro por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sin embargo, muy poco se conoce sobre su biología e historia natural, incluyendo las amenazas para su conservación.

Una prioridad de la Fundación Charles Darwin (FCD) y la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) es determinar si esta ave es afectada por la mosca invasora, Philornis downsi, una de las mayores amenazas para aves terrestres del archipiélago. Actualmente, la mosca está amenazando a 18 especies de aves terrestres endémicas y un ave nativa, ya que sus larvas se alimentan de la sangre de pichones y pueden causar la muerte.

La mosca Philornis downsi en el laboratorio de la ECCD.
La mosca Philornis downsi en el laboratorio de la ECCD. Foto por: Sam Rowley / FCD.

Ubicar los nidos de la golondrina, no obstante, no es nada fácil dado a que hace nidos en acantilados frente al mar. Como algunos de estos lugares son sitios turísticos, en 2014 se pidió la ayuda de guías naturalistas en buscar y reportar nidos. En marzo de 2017, varios guías reportaron haber visto un nido con polluelos en Caleta Tagus (oeste de la Isla Isabela). Al siguiente mes, ornitólogos de la Estación Científica Charles Darwin (ECCD) fueron al sector para verificar el avistamiento. Encontraron dos nidos en construcción y un nido con un huevo en incubación. Este año, los científicos regresaron al lugar y con la ayuda de tripulantes de un barco de la DPNG, colectaron el nido inactivo para analizarlo.

Presencia de Philornis downsi en el nido.
Presencia de Philornis downsi en el nido. Foto por: David Anchundia / FCD.

Los ornitólogos encontraron 13 pupas de Philornis downsi en el nido de esta golondrina, lo cual es alarmante. Como explicó el investigador David Anchundia,

“no solo es preocupante la confirmación que esta mosca parasite a esta ave, pero también es sorprendente que esta mosca logre encontrar nidos y sobrevivir en condiciones más extremas, como las de una grieta en un acantilado frente al mar”.

Acantilado y cueva donde se encontró el nido a pocos metros del mar.
Acantilado y cueva donde se encontró el nido a pocos metros del mar. Foto por: David Anchundia / FCD.

La FCD, en colaboración con la DPNG, planifican revisar más nidos de golondrina de Galápagos para evaluar el impacto de Philornis downsi. Los reportes de los guías naturalistas serán vitales para seguir investigando. Además, está planificado determinar si Philornis downsi parasita otras aves en este hábitat.

Gaviotín pardo (Anous stolidus galapagensis) anidando con un huevo a cuatro metros del nido colectado.
Gaviotín pardo (Anous stolidus galapagensis) anidando con un huevo a cuatro metros del nido colectado. Foto por: David Anchundia / FCD.

Este trabajo urgente depende completamente del apoyo de nuestros seguidores. Con tu donación, nuestro equipo podrá encontrar más información sobre el impacto de Philornis downsi en las aves de Galápagos y buscar mecanismos para protegerlas.

Golondrina de Galápagos cazando.
Golondrina de Galápagos cazando. Foto por: David Anchundia / FCD.
Jennifer Mallison (Southampton University), Bernhard Riegl (nova Southeastern University), Inti Keith (FCD), Ken Collins (Southampton University), Wilson Iñiguez (FCD), Sascha Steiner (Institute for Tropical Marine Ecology).

Un equipo de científicos de la Estación Científica Charles Darwin y colaboradores de la Universidad de Southampton, la Universidad de Nova Southeastern y el Instituto para Ecología Marina Tropical se embarcaron en el M/V Queen Mabel este abril en una expedición a Darwin y Wolf para evaluar el estado actual de los arrecifes de coral en el norte del archipiélago y continuar la investigación sobre especies marinas invasoras en la Reserva Marina de Galápagos (RMG). La investigación se concentró en el estudio del alga verde Caulerpa sp. que está creciendo en los arrecifes de coral y evaluar la salud general de los arrecifes en Darwin y Wolf.

El proyecto de Especies Invasoras Marinas es liderado por la Dra. Inti Keith de la Fundación Charles Darwin (FCD) en colaboración con la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), la Agencia de Regulación y Control de la Bioseguridad y Cuarentena para Galápagos (ABG), la Armada del Ecuador y el Instituto Oceanográfico de la Arma (INOCAR). Científicos de la FCD, la Universidad de Southampton, Nova Southeastern University y el Instituto de Ecología Marina Tropical se reunieron para estudiar el alga verde Caulerpa sp. que está creciendo en los arrecifes de coral y evaluar la salud general de los arrecifes en Darwin y Wolf.

El equipo desplegó varios transectos de 50m a lo largo del fondo marino y realizó varias actividades:

    1. Se calculó el porcentaje de cobertura de Caulerpa sp. usando cuadrantes a lo largo de los transectos.
    2. Censos de biodiversidad (peces, macroinvertebrados y organismos sésiles).
    3. Se tomaron los parámetros de temperatura, corrientes, oleaje y visibilidad.
    4. Se cambiaron los medidores de temperatura instalados en la expedición pasada.
    5. Se crearon modelos 3D del arrecife para medir crecimiento.
Caulerpa sp. creciendo en el arrecife de coral en Darwin.
Caulerpa sp. creciendo en el arrecife de coral en Darwin. Foto por: Inti Keith.

Los resultados preliminares de esta expedición muestran que los arrecifes de coral en Darwin y Wolf están en buenas condiciones, sin embargo, partes importantes del arrecife en Darwin se han visto afectadas por el crecimiento de Caulerpa sp. que parece estar compitiendo con las comunidades sésiles. El equipo observó corales pequeños de las especies (Porites lobata y Tubastrea coccinea) que han sido totalmente cubiertos por Caulerpa. Los reclutas de Porites lobata pierden el color cuando son afectadas por el crecimiento del alga y, por lo tanto, se podría esperar algunos casos de mortalidad. Tubastrea coccinea no mostró una reacción visible al crecimiento excesivo, por lo tanto, no se vio afectado por el sombreado que causa el alga.

El equipo no observó un aumento en la mortalidad de los corales medianos y grandes en comparación con los períodos de monitoreo anteriores. En general, la salud de los corales más grandes es excelente, adicionalmente se observaron muchos reclutas en varias áreas del arrecife. Por lo tanto, parece que la dinámica de la vida de los corales pétreos en Darwin todavía no se ha visto afectada negativamente por Caulerpa sp. ni por otros factores de estrés, como las altas temperaturas.

Se observaron algunos casos de leve blanqueamiento, pero estos no se correlacionaron con temperaturas inusualmente altas (que no se observaron) y fueron aisladas en distribución. Al igual que en la expedición anterior, el equipo encontró varios parches de Caulerpa sp. creciendo en el arrecife de coral de Wolf. Sin embargo, no hay evidencia que Caulerpa esté creciendo sobre los corales en Wolf; lo que sí se observó fue la competencia con otras especies de algas presentes en el arrecife y por eso es importante mantener una estrecha vigilancia sobre el sistema de arrecife de Wolf.

Adicionalmente, se realizó fotogrametría en varios sistemas de arrecifes para crear modelos tridimensionales del sistema y sus alrededores con el fin de poder medir el crecimiento de Caulerpa sp. durante un período de tiempo. Esta metodología también se puede usar para medir el crecimiento de corales, el blanqueamiento y las enfermedades a lo largo del tiempo. Los datos de la fotogrametría se procesarán y se crearán modelos tridimensionales que permitirán al equipo analizar los resultados para proceder con esta metodología en el futuro cercano.

Este proyecto solo ha sido posible gracias al apoyo de nuestros donantes generosos: Galapagos Conservancy, el Leona M. y Harry B. Helmsley Charitable Trust, Lindblad Expeditions - National Geographic Fund, el Dr. Ken Collins y la Sra. Jenny Mallinson.

Este es uno de los muchos proyectos realizados por la Fundación Charles Darwin y dependemos completamente de la generosidad de nuestros seguidores. Por favor dona hoy para apoyar nuestro trabajo con especies invasoras marinas

.

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2018 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.