Centro de Interpretación Van Straelen en el camino a las instalaciones de la  Estación Científica Charles Darwin.

Con más de 80 000 visitantes al año, la Estación Científica Charles Darwin (ECCD), es uno de los sitios más visitados por turistas en las Islas Galápagos. El Centro de Interpretación Van Straelen forma parte de la visita a la Estación Científica y es un espacio en el que se han presentado distintas exhibiciones sobre Galápagos desde su construcción. El nombre de este sitio se lo dio en honor al reconocido conservacionista belga Victor Van Straelen, primer Presidente de la Fundación Charles Darwin desde 1959 hasta su muerte en 1964, año en el que la ECCD fue inaugurada en las Islas Galápagos.

Gracias al apoyo de la Fundación Save Our Seas y al trabajo de nuestro equipo de Outreach y equipo de Biología Marina en la Estación Científica, este icónico sitio contará con una nueva exhibición que presentará información relevante sobre la importancia de la conservación de los tiburones para los ecosistemas marinos y para la comunidad. Preguntas recopiladas desde el 2014 mediante campañas de comunicación y educación ambiental sobre tiburones realizadas en las islas serán respondidas en diferentes secciones. Esta información incluirá datos sobre tiburones prehistóricos, rol ecológico, anatomía y sentidos, estudios científicos que se realizan en conjunto con la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) y colaboradores, entre otros temas.

Mapa sobre corrientes marinas y áreas marinas protegidas en proceso.
Mapa sobre corrientes marinas y áreas marinas protegidas en proceso. Foto por: Joshua Vela.

Miembros de nuestra institución nos han ayudado a diseñar un jardín con plantas endémicas, se ha arreglado la infraestructura y podremos reemplazar los muebles antiguos por algunos muebles donados por la DPNG. Junto a nuestro grupo de tibu-embajadores, realizamos varias limpiezas costeras en las que recolectamos una gran cantidad de basura marina que incluye botellas plásticas, tapas, micro-plásticos, vidrio, fundas, redes de pesca y mucho más. Con un poco de creatividad y manos artísticas de nuestro equipo, estos materiales están siendo reutilizados en el centro.

“Los materiales que estamos reutilizando son cosas que se utilizan comúnmente en Galápagos. Son materiales que toman muchos años en degradarse, por ejemplo, plásticos, vidrio, caucho, cartón y papel. La mayoría de esta basura se dirige directamente al mar cuando no es tratada correctamente, contaminando a la vida marina”
— menciona Jonathan Atiencia, voluntario local y artista del proyecto.

Jonathan Atiencia construyendo un bosque de manglar y a la derecha un mueble con botellas de vidrio recicladas, tapas de botellas de plástico y tela reciclada.
Jonathan Atiencia construyendo un bosque de manglar y a la derecha un mueble con botellas de vidrio recicladas, tapas de botellas de plástico y tela reciclada. Foto por: Joshua Vela.

Además de la exhibición, contaremos con material didáctico, una pequeña biblioteca y con un espacio para realizar actividades educativas con los grupos de estudiantes que nos visiten. El centro estará abierto para todo el público y todos quienes quieran aprender sobre tiburones y el mundo marino serán bienvenidos. ¡Pronto tendremos más noticias!

Aula y biblioteca en proceso.
Aula y biblioteca en proceso. Foto por: Joshua Vela.

¡Gracias a quienes nos están apoyando para que el Centro de Interpretación Van Straelen abra sus puertas nuevamente a la comunidad! Para apoyar proyectos como este de la Estación Científica Charles Darwin, por favor dona ahora.

La mosca invasora Philornis downsi.

El 15 de febrero, miembros de dos grupos de trabajo multinacionales asistieron a un taller organizado por la Fundación Charles Darwin (FCD) y la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) para compartir información actualizada sobre las investigaciones para conservar los pinzones de Darwin y otras aves terrestres de Galápagos y protegerlas de su principal enemigo, la mosca parásita Philornis downsi. Los investigadores y colaboradores que trabajan en el proyecto Philornis vienen de 21 instituciones y nueve países, lo que subraya los esfuerzos internacionales para controlar esta mosca invasora. Introducida a las Islas Galápagos hace 60 años, esta mosca se ha convertido en la principal amenaza para la supervivencia de 20 especies de aves terrestres nativas y endémicas. La larva de esta mosca infesta los polluelos y chupa su sangre, causando a menudo la muerte de todos los pichones.

Larvas de la mosca Philornis downsi, que están siendo estudiadas en la Estación Científica Charles Darwin (ECCD).
Larvas de la mosca Philornis downsi, que están siendo estudiadas en la Estación Científica Charles Darwin (ECCD). Foto por: David Anchundia / FCD.

Birgit Fessl, coordinadora del Plan de Conservación de Aves Terrestres de Galápagos, cree que los censos de aves terrestres en curso en todas las islas permitirán que la FCD y la DPNG tengan una idea de la situación actual de las poblaciones de aves. Ella explicó:

“Las aves insectívoras (Pinzón Cantor, Pájaro Brujo, Pinzón Arbóreo Grande) y endémicas de las islas (Pinzón de Manglar, Pinzón Arbóreo Mediano) son las más amenazadas por Philornis downsi de momento.”

Gustavo Jiménez-Uzcátegui (veterinario de la FCD) resaltó que las aves terrestres de Galápagos no solo están amenazadas por esta mosca, sino también por el cambio climático, las interacciones humanas, las especies introducidas (especialmente gatos y ratas), los patógenos y parásitos, y la contaminación.

Pinzón terrestre grande, una de las muchas especies de aves amenazadas por Philornis.
Pinzón terrestre grande, una de las muchas especies de aves amenazadas por Philornis. Foto por: Sam Rowley / FCD.

Mientras los investigadores trabajan arduamente para encontrar métodos de control para Philornis downsi, Francesca Cunninghame (FCD), la DPNG y colaboradores del San Diego Zoo Global y de Durrell Wildlife Conservation Trust han trabajado para proteger el ave más vulnerable de Galápagos, el Pinzón de Manglar en peligro crítico, del cual existen menos de 20 parejas reproductivas en el mundo. Al traer huevos al cautiverio y proteger los pichones de los ataques de Philornis downsi, ellos han logrado incrementar el número de pinzones de manglar juveniles en más del 50%.

Pinzones de manglar criados en cautiverio en la Estación Científica antes de ser liberados en su medio natural.
Pinzones de manglar criados en cautiverio en la Estación Científica antes de ser liberados en su medio natural. Foto por: Liza Díaz Lalova / FCD.

El año pasado también probaron un método a corto plazo desarrollado por científicos de la Universidad de Viena para controlar Philornis downsi en los nidos. El método implica inyectar un insecticida de baja toxicidad en la base de los nidos donde viven las larvas cuando no se están alimentando de los pichones. Este método ha tenido éxito en reducir la densidad de parásitos en los nidos de varias especies de pinzones. Sin embargo, “los insecticidas no son viables a largo plazo y solo se pueden usar en nidos accessibles en áreas pequeñas. Necesitamos encontrar una solución a largo plazo,” dijo la investigadora Sabine Tebbich de la Universidad de Viena.

Es difícil mantener vivas las moscas en el laboratorio porque su dieta consiste en la sangre de los animales que los hospedan.
Es difícil mantener vivas las moscas en el laboratorio porque su dieta consiste en la sangre de los animales que los hospedan. Foto por: Emile Patry / FCD.

Es una carrera contra el tiempo para encontrar un método de control a largo plazo que asegure la recuperación de las poblaciones de aves terrestres de Galápagos. “El gran dilema es cómo criar la mosca en el laboratorio para que tengamos una fuente continua de moscas para nuestros estudios. Una vez que se haya logrado esto, podremos lograr progresos significativos y rápidos para encontrar métodos de control viables a largo plazo,” dijo Charlotte Causton, Coordinadora del Plan Estratégico de Investigación en Philornis.

Paola Lahuatte, Científica Junior, trabaja duro en el laboratorio para encontrar una forma de criar la mosca.
Paola Lahuatte, Científica Junior, trabaja duro en el laboratorio para encontrar una forma de criar la mosca. Foto por: Liza Díaz Lalova / FCD.

La complejidad de esta investigación es realmente alucinante. Aunque los investigadores de la FCD y colaboradores están dando grandes pasos en el entendimiento de todo el ciclo de vida de la mosca, muchos misterios permanecen sin resolver. El desafío más grande es descubrir por qué no se reproducen las moscas en el laboratorio, aunque se encuentran en todo tipo de hábitat. Hay que tener en cuenta factores como la temperatura, la humedad, el sol, y la dieta.

Boaz Yuval y sus colegas en la Universidad Hebrea de Jerusalén trabajan para describir la comunidad bacteriana en el intestino de las moscas Philornis downsi porque es posible que las larvas criadas en el laboratorio carecen de bacterias cruciales para su desarrollo. Mientras tanto, Stephen Teale y Alejandro Mieles de SUNY-ESF están investigando el papel que juegan las feromonas en el apareamiento. Al entender los compuestos de las feromonas, es posible que podamos mejorar el éxito de apareamiento en el laboratorio y usar estos atrayentes en trampas para la mosca Philornis en áreas altamente invadidas como los bosques de manglar en donde vive el Pinzón de Manglar en la Isla Isabela.

Una posible solución a largo plazo para controlar Philornis downsi es el control biológico, que implica la importación de un enemigo natural que selectivamente ataca solo a la mosca. Por suerte, George Heimpel (Universidad de Minnesota) y sus colegas parecen estar en buen camino, porque su trabajo de campo y pruebas de laboratorio nos sugieren que una avispa parásita llamada Conura annulifera solo parasita las moscas Philornis. Si los estudios siguen demostrando esto, el siguiente paso sería pedir la aprobación para introducir la avispa en el centro de cuarentena de la Estación Científica Charles Darwin para realizar pruebas y asegurar que no afecte negativamente a los insectos de Galápagos. La Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) juega un rol fundamental en este Proyecto bi-institucional. Como han dicho muchos investigadores, sin el manejo de las especies invasoras como la mora, la destrucción del hábitat de las aves sería peor. Christian Sevilla detalló el rol de la DPNG:

“El Parque Nacional Galapagos aporta en la parte administrativa y en la implementación de posibles métodos de control para combatir a Philornis en zonas vulnerables.”

La avispa Conura annulifera, un posible agente de control biológico para Philornis downsi.
La avispa Conura annulifera, un posible agente de control biológico para Philornis downsi. Foto por: Dave Hansen / University of Minnesota.

Talleres como este en la Estación Científica Charles Darwin son altamente informativos y presentan grandes oportunidades para que investigadores de todo el mundo discutan formas de conservar la biodiversidad de Galápagos. Enzo Reyes, estudiante de doctorado en la Universidad de Massey, resaltó la importancia de hablar con otros colaboradores en talleres y de conseguir más fondos para estudiar la mosca Philornis y las aves terrestres en general. Los participantes han firmado una declaración con un gran grupo de socios para resaltar la importancia de esta investigación.

Este es uno de los muchos proyectos que lleva a cabo la Fundación Charles Darwin en Galápagos y dependemos completamente de la generosidad de nuestros benefactores. Si deseas ayudarnos a encontrar una solución para la mosca invasora y salvar las aves terrestres de Galápagos, por favor dona ahora.

Izquierda abajo: Lenyn Betancourth (Entomologia: FCD), Jandry Vásquez (Galapagos Verde 2050: FCD), Edgar Segovia  (Entomologia: FCD), Diana Flores (Galapagos Verde 2050: FCD), Paul Mayorga (Galapagos Verde 2050: FCD), Brandon Polzin (Galapagos Verde 2050: FCD), Freddy Azuero (Guardaparque PNG).

Entre julio a septiembre del 2017 el equipo del proyecto Galápagos Verde 2050 (#GV2050) junto al equipo de entomología de la Fundación Charles Darwin y guardaparques de la Dirección del Parque Nacional Galápagos realizaron el monitoreo ecológico de todas las plántulas de Opuntia echios var. echios presentes en la isla con y sin tecnologías ahorradoras de agua. Se colocaron además trampas pitfall y Berleses con la finalidad de evaluar la mesofauna presente en el ecosistema como parte del proceso de restauración ecológica en esta isla.

Se realizó el monitoreo ecológico en los tres sitios de estudio, con un total de 451 Opuntias monitoreadas entre controles y tecnologías ahorradoras de agua. El registro de la información que se ejecuta es ambiental y biológica como: altura de la plántula, estado, presencia/ausencia de nuevas hojas (cladodios), presencia/ausencia de herbivoría, presencia de flores y frutos, observaciones biológicas relevantes como: tipo de suelo, ubicación geográfica etc.

Monitoreo ecológico en Plaza Sur.
Monitoreo ecológico en Plaza Sur. Foto por: Diana Flores.

En esta expedición se realizó, después de aproximadamente seis meses, el abastecimiento completo de agua a las cajas (tecnología Groasis) en los tres sitios de estudio en Plaza Sur; para esto se movilizaron chimbuzos con agua desde la Isla Santa Cruz y con la ayuda del personal del equipo GV2050 y de un guardaparque del PNG se realizó la distribución del agua dentro de la isla.

Movilización de chimbuzos de agua a sitios específicos de la isla.
Movilización de chimbuzos de agua a sitios específicos de la isla. Foto por: Liza Díaz.
Abastecimiento de agua a la Tecnología Groasis.
Abastecimiento de agua a la Tecnología Groasis. Foto por: Diana Flores.

Con el objetivo de proteger las plántulas de Opuntia echios var. echios de la herviboría de las iguanas terrestres de la isla, se ha colocado desde el inicio del proceso de restauración ecológica mallas de acero inoxidable alrededor de cada caja de agua de la tecnología Groasis, las mismas que serán removidas una vez que los cactus puedan sobrevivir solos.

Movilización de Mallas (protectores).
Movilización de mallas (protectoras). Foto por: Diana Flores.
Reemplazo de protectores.
Reemplazo de protectores. Foto por: Diana Flores.

Dentro del proceso de restauración ecológica de esta isla, se consideró iniciar con varios muestreos en diferentes estaciones de año a partir de abril del presente año hasta ahora con el “Análisis de la mesofauna edáfica presente en la Isla Plaza Sur.”

En esta expedición se colocaron cuatro trampas Pitfall en diferentes zonas de la isla como: el barranco cerca de la costa, acantilado, arbustos y muelle con la finalidad de capturar invertebrados terrestres presentes en diferentes sustratos.

Trampas Pitfall.
Trampas Pitfall. Foto por: Diana Flores

Además se realizó la recolección de seis muestras de suelo (aproximadamente 18 kilos) para analizarlos en el laboratorio de la Fundación Charles Darwin, con la ayuda de la metodología “Berlese”, bajo una temperatura y luz artificial constante con el objetivo de que los invertebrados bajen al recipiente con alcohol y se almacenen para su posterior análisis e identificación.

Muestras de suelo recogidas en Plaza Sur, colocadas en Berleses.
Muestras de suelo recogidas en Plaza Sur, colocadas en Berleses. Foto por: Diana Flores.

Para que el análisis de la mesofauna en la isla sea más completo, también se realizó captura manual de invertebrados terrestres en sitios específicos de la isla durante cuatro horas diurnas.

Captura manual de invertebrados terrestres.
Captura manual de invertebrados terrestres. Foto por: Diana Flores.
Mapa de distribución de trampas en la isla Plaza Sur.
Mapa de distribución de trampas en la isla Plaza Sur. Elaborado por Byron Delgado e información del GV2050.

En el laboratorio de la Estación Charles Darwin se procedió a analizar las muestras colectadas con trampas Pitfall y las muestras de suelo pasadas por la metodología Berleses, con la finalidad de evaluar la mesofauna edáfica presente en la isla.

El procedimiento de análisis para muestras de trampas Pitfall fue el siguiente: separación de organismos (invertebrados) por morfotipo con ayuda de un estereoscopio, toma de fotografías de cada individuo; luego, se identificaron los organismos por categorías taxonómicas, para incluirlas en las colecciones de invertebrados de la FCD (ICCDRS) y obtener un registro de los invertebrados presentes en la isla.

El procedimiento de análisis para las muestras de suelo fue el siguiente: las muestras de suelo fueron colocadas en Embudos de Berless, después de una semana aproximadamente se procedió a retirar los embudos para analizar los invertebrados presentes; luego, con pinzas de laboratorio se separó los organismos presentes para su posterior identificación e inclusión a la colección de invertebrados.

Gracias al apoyo del Biólogo Edgar Segovia (voluntario del museo) y al curador técnico de la colección de invertebrados Lenyn Betancourt, se encontraron en el estudio 122 especímenes en total, pertenecientes a 39 especies/morfotipos identificados. Dentro de la muestra, los grupos que predominan son Formicidae (Tetramorium lanuginosum) y Agromyzidae (Ag1 posiblemente Phytoliriomyza sp., seguidos de Tenebrionidae (Stomion sp), todo esto siguiente los procesos de cuarentena establecidos en el Plan de acción del proyecto (Jaramillo et al. 2017a; Jaramillo et al. 2017b).

Identificación de organismos presentes en las trampas Pitfall con el apoyo de Gustavo Morejón en la oficina del GV2050.
Identificación de organismos presentes en las trampas Pitfall con el apoyo de Gustavo Morejón en la oficina del GV2050. Foto por: Jandry Vásquez.
Separación de organismos presentes en muestras de suelo con el apoyo de voluntarios nacionales e internacionales y asistentes de campo del proyecto Galápagos Verde 2050.
Separación de organismos presentes en muestras de suelo con el apoyo de voluntarios nacionales e internacionales y asistentes de campo del proyecto Galápagos Verde 2050. Foto por: Patricia Jaramillo

Además en las muestras de suelo se separaron restos de hojarasca y semillas para identificarlas y posteriormente incluirlas en las colecciones del herbario como muestras auxiliares y como parte de este proyecto.

Semillas encontradas muestras de suelo.
Semillas encontradas muestras de suelo. Foto Por: Diana Flores.
Hojarasca encontrada en muestras de suelo.
Hojarasca encontrada en muestras de suelo. Foto por: Diana Flores .

Se recolectaron excrementos de iguanas terrestres en la superficie de toda la isla al azar, para luego transportarlas al laboratorio de la FCD con los protocolos establecidos por la Dirección del Parque Nacional Galápagos y guiados en el Plan de Acción para la Restauración ecológica de Baltra y Plaza Sur. Ésta recolección se realizó para obtener semillas de Opuntia echios var. echios y continuar con los ensayos de germinación ex situ y las pruebas de viabilidad, además de obtener semillas de diferentes especies, identificarlas e integrarlas a la carpoteca del Herbario (CDS) de la Estación Científica Charles Darwin.

Colecta: Excrementos de iguanas terrestres.
Colecta: Excrementos de iguanas terrestres. Foto por: Diana Flores.

La implementación del proyecto Galápagos Verde 2050 se basa en el trabajo conjunto de la Fundación Charles Darwin y la Dirección del Parque Nacional Galápagos. La continuidad del proyecto es posible gracias al apoyo de COmON Foundation, The Leona M and Harry B. Helmsley Charitable Trust y BESS Forest Club.

Opuntia echios var echios después de 3 años creciendo en buen estado gracias a tecnologías ahorradoras de agua en la isla Plaza Sur.
Opuntia echios var echios después de 3 años creciendo en buen estado gracias a tecnologías ahorradoras de agua en la isla Plaza Sur. Foto por: Diana Flores.

Este proyecto, como todas las demás de la Fundación Charles Darwin, depende de la generosidad de nuestros seguidores. Por favor dona ahora.

Referencias

Jaramillo P, Tapia W, GIbbs J (2017a) Action Plan for the Ecological Restoration of Baltra and Plaza Sur Islands. 2:1-29

Jaramillo P, Tapia W, Romero ML, Gibbs J (2017b) Galápagos Verde 2050: Restauración ecológica de ecosistemas degradados y agricultura sostenible utilizando tecnologíaS ahorradoras de agua. Fundación Charles Darwin, Puerto Ayora, Isla Santa Cruz.

Las mujeres de la Estación Científica Charles Darwin.

Hoy rendimos homenaje a todas las mujeres que trabajan para la ciencia y conservación en Galápagos. Todas nuestras áreas, incluyendo Ciencia, Administración y Dirección Ejecutiva, cuentan con un equipo de mujeres increíbles que trabajan por la conservación de estas frágiles islas. Ellas son un claro ejemplo de mujeres que han demostrado ser capaces de desempeñarse profesionalmente en un mundo que sigue luchando contra la desigualdad de género.

¿Sabías que, según el Instituto de Estadística de la UNESCO, menos del 30% de los investigadores del mundo son mujeres? Sin embargo, en la Estación Científica Charles Darwin, casi un 70% de nuestros científicos son mujeres.

Para el Día Internacional de la Mujer queremos resaltar su importancia y también enfatizar los desafíos que las mujeres enfrentan cuando desean trabajar en ciencia. En los siguientes videos, cuatro mujeres dan consejos para aquellas que quieren trabajar en ciencia y conservación.

 

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2018 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.