Material educativo y niños de escuelas de Galápagos.

“Galápagos necesita tiburones, los tiburones necesitan Galápagos”. Este es el enfoque central de los talleres de educación ambiental que se han llevado a cabo en 5to, 6to y 7mo de básica de todas las escuelas de Santa Cruz y que próximamente se llevarán a cabo en las islas Floreana, San Cristóbal e Isabela como parte de la campaña “Ponte la Aleta y Cuida el Planeta” que la Fundación Charles Darwin (FCD) ha venido realizando en las últimas semanas.

Guillo El Martillo y niños en el Parque San Francisco.
Guillo El Martillo y niños en el Parque San Francisco. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

¿Qué viene a tu mente cuando digo la palabra “tiburones”? Es la primera pregunta que realizamos a los niños antes de empezar cada taller. Nos encontramos con respuestas positivas como: ¡animales que limpian los océanos! o ¡los turistas vienen a verlos!, pero también respuestas como ¡son peligrosos! o ¡comen personas! Estas últimas son respuestas que sin duda no sorprenden demasiado después de la publicidad negativa que los tiburones han recibido a lo largo del tiempo a través de películas o noticias sensacionalistas en los medios de comunicación. Es por esto que en cada taller trabajamos en tratar de cambiar esta percepción negativa proporcionando información que permita a los niños conocer a los tiburones, desde su anatomía hasta su valor turístico.

Niños de escuelas de Galápagos con material educativo.
Niños de escuelas de Galápagos con material educativo. Foto por: Beatriz Mariño/FCD.

Dinamismo, interacción y creatividad son los pilares de los talleres impartidos. ¿Qué son los tiburones?, ¿Cuál es su rol en el ecosistema?, ¿Un tiburón vale más vivo o muerto?, ¿Los seres humanos son parte de su dieta? A través de este tipo de preguntas se evalúan las percepciones y el conocimiento inicial, para dar respuesta a dudas y completar la explicación con diversos materiales de apoyo, como maquetas desmontables de la anatomía del tiburón, paneles del ecosistema marino y una experiencia inmersiva a través de la recreación de un escenario de buceo con gafas de realidad virtual, en el que los alumnos observan el majestuoso nadar de los tiburones ballena y la vida submarina de Galápagos.

Talleres de educación ambiental.
Talleres de educación ambiental. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

Entre los recursos educativos que utilizamos, también se incluyen videos animados protagonizados por nuestros tibu-embajadores, cada cual enfocado en un tema específico: Guillo el martillo cuenta sobre la anatomía de los tiburones y su vulnerabilidad; Ron el tiburón sobre la situación global de los tiburones; Vanessa la tigresa habla del rol ecológico de los tiburones en el océano; y Ramona la tiburona sobre la importancia de las áreas protegidas.

Valeska y Queen Mabel con el grupo listo para hacer snorkel.
Valeska y Queen Mabel con el grupo listo para hacer snorkel. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

Además, para incentivar el espíritu investigador y creativo, se propuso un concurso de cuentos y dibujos sobre tiburones, mediante el cual los ganadores tuvieron la oportunidad de realizar una salida de campo para hacer snorkel con el equipo marino de la FCD y con famosos apneístas internacionales que visitaron la isla Santa Cruz para el evento Galapagos Evolution organizado por el Ministerio de Turismo del Ecuador, Hotel Mangle Rojo, Cressi y GoPro. Entre ellos, Ocean Ramsey, Pierre-Yves Cousteau, Estrella Navarro, Leo Morales y Guillaume Nery.

Equipo de Galapagos Evolution y FCD junto a niños de escuelas observando tiburones.
Equipo de Galapagos Evolution y FCD junto a niños de escuelas observando tiburones. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

Durante la mañana del sábado 6 de agosto, fuimos a una pequeña bahía en Punta Carrión, ubicada al noreste de Santa Cruz en el canal Itabaca esperando encontrar tiburones. “¡Nunca he visto tiburones en la vida real, quiero verlos ahora!” exclamaba con emoción uno de los niños ganadores del concurso. Fuimos en dos embarcaciones, Queen Mabel y Valeska, cuyos capitanes muy amablemente nos permitieron usarlas para llevar a cabo la actividad. Todos ingresamos al agua y pudimos observar varios animales, entre estos, tintoreras nadando y algunas descansando en cuevas. Regresamos a Puerto Ayora y por la tarde realizamos un evento dirigido a la comunidad local en el que nuestros embajadores hablaron sobre su relación con el océano y los tiburones. Contaron sus experiencias personales demostrando que una coexistencia entre seres humanos y tiburones es realmente posible tomando a Galápagos como ejemplo después de su experiencia en el archipiélago.

Niños compartiendo sus cuentos junto al equipo de Galapagos Evolution y el equipo marino de la FCD.
Niños compartiendo sus cuentos junto al equipo de Galapagos Evolution y el equipo marino de la FCD. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

“Esta ha sido una experiencia muy gratificante para nosotras al ver el interés de los estudiantes por participar en el concurso, recibimos más de 250 cuentos de los cuales se seleccionaron 14 ganadores que pudieron disfrutar de la salida de campo y que fueron premiados en el evento mencionado; además, ver la alegría de los niños al ver tiburones no tiene precio, cumplimos con nuestro objetivo y esperamos poder seguir realizando este tipo de actividades de manera constante”.

Daniela Vilema y Beatriz Mariño con niños después de talleres educativos.
Daniela Vilema y Beatriz Mariño con niños después de talleres educativos. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

A los eventos mencionados se suma la realización de una feria por la semana de los tiburones, en la que se desarrollaron distintas actividades educativas y de difusión para la comunidad local.

Actividades durante la Semana de Tiburones en el Parque San Francisco.
Actividades durante la Semana de Tiburones en el Parque San Francisco. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD

“Para proteger la realidad, debemos conocerla”, y es por ello que la generación de conocimiento es tan importante como su difusión, ya que solo así podremos proteger nuestro entorno desde la comprensión justificada de su vulnerabilidad.  

Más información

Campaña educativa "Ponte La Aleta y Cuida El Planeta”

Galapagos Evolution

La campaña 'Ponte La Aleta Y Cuida El Planeta' tiene como objetivo educar a la comunidad local sobre la coexistencia de tiburones y humanos.

¿Sabías que en Galápagos un tiburón genera más de 5 millones de dólares a lo largo de su vida?  O, ¿que las islas de Darwin y Wolf albergan la mayor concentración de tiburones en el planeta? Estos y más datos interesantes serán presentados en la campaña denominada “Ponte la Aleta y Cuida el Planeta” que la Fundación Charles Darwin (FCD) llevará a cabo durante los próximos meses.

Tiburones que alberga el Santuario Marino de Darwin & Wolf en Galápagos.
Tiburones que alberga el Santuario Marino de Darwin & Wolf en Gs. Foto por: Pelayo Salinas-de-León/FCD.

La campaña tiene como objetivo promover a Galápagos como un modelo de coexistencia sostenible entre seres humanos y tiburones por medio de la difusión de mensajes que permitan cambiar la percepción negativa que algunos grupos sociales puedan tener sobre estos animales. La mala publicidad que se les ha dado a los tiburones a través de películas o de los medios de comunicación ha generado temor en la sociedad, sin embargo, los tiburones no son las criaturas peligrosas que muchos imaginan. Si nos interesamos en conocerlos mejor, podremos ver que en realidad son animales muy interesantes y que además cumplen un rol fundamental en los océanos.

Equipo marino de la FCD llevando a cabo investigación clave de hallazgos recientes en las Islas Darwin y Wolf.
Equipo marino de la FCD llevando a cabo investigación clave de hallazgos recientes en las Islas Darwin y Wolf. Foto por: Pelayo Salinas-de-León/FCD.

Pero, ¿cómo las personas estamos relacionadas con los tiburones? De muchas maneras. Los tiburones son depredadores tope en los ecosistemas marinos. Se alimentan de presas débiles, enfermas o muertas, manteniendo los océanos saludables y estabilizando las poblaciones de sus presas. La alimentación de los seres humanos depende en gran parte de los recursos marinos, por lo que el tener ecosistemas estables nos permite seguir beneficiándonos de estos recursos.

Pintando tatuajes de tiburones de las diferentes especies que estudiamos en la FCD.
Pintando tatuajes de tiburones de las diferentes especies que estudiamos en la FCD. Foto por: Liza Díaz Lalova/CDF.

El motor económico de Galápagos es el turismo, debido a su renombre a nivel mundial como uno de los sitios mejor conservados del planeta. Entre más prístino sea un lugar, los turistas están dispuestos a pagar más dinero por poder disfrutarlo. Según estudios recientes realizados por la FCD y la iniciativa Pristine Seas de la National Geographic Society, y en colaboración con la Dirección del Parque Nacional Galápagos, las islas Darwin y Wolf cuentan con la mayor biomasa de tiburones del planeta, razón por la cual fueron recientemente declaradas Santuario Marino. Estas grandes concentraciones de tiburones atraen todos los años a gran cantidad de turistas que estan dispuestos a pagar gran cantidad de dinero por bucear con tiburones. Por este motivo, el valor de un tiburón vivo en Galápagos a lo largo de su vida es de más de cinco millones de dólares.

'Guillo El Martillo' y 'Vanessa La Tigresa' en la Feria de Miraflores, Puerto Ayora.
'Guillo El Martillo' y 'Vanessa La Tigresa' en la Feria de Miraflores, Puerto Ayora. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

Como parte de la campaña, se realizarán actividades de educación ambiental como medio para enseñar a los niños la importancia de conocer y proteger a estos animales. Se llevará a cabo una feria educativa de tiburones en todas las escuelas locales de Santa Cruz, San Cristóbal, Isabela y Floreana enfocada a niños entre 9 y 12 años. Además, realizaremos distintos eventos que nos permitan involucrar a la comunidad local en los esfuerzos de conservación que se realizan día a día por estos maravillosos animales. Contaremos con cinco personajes embajadores que representan especies características de Galápagos: Guillo el tiburón martillo, Ramona la tiburona (tiburón ballena), Vanessa la tigresa (tiburona tigre),  Pancho el del muelle (tiburón punta negra juvenil) y Ron el tiburón. Este último es el personaje de Sea Shepherd Conservation Society utilizado en una campaña previa en contra del aleteo.

Los tiburones son clave para mantener ecosistemas marinos saludables. necesitamos protegerlos para evitar que desaparezcan.
Los tiburones son clave para mantener ecosistemas marinos saludables. necesitamos protegerlos para evitar que desaparezcan. Ilustración por: Otto Whitehead.

Más de 100 millones de tiburones mueren al año alrededor del mundo sobre todo por el aleteo y más del 90% de las poblaciones ya han desaparecido. Galápagos representa un refugio en medio del Pacífico para más de 30 especies de tiburones gracias a la protección que la Reserva Marina les provee. Pero lo más interesante es cómo las personas han aprendido a coexistir sosteniblemente con estos animales. Con la cantidad de tiburones que podemos encontrar en Galápagos, muchos pensarían que hay ataques diarios o al menos de manera muy seguida. Sin embargo, esto no es así.

Líder de la campaña 'Ponte La Aleta y Cuida El Planeta', Daniela Vilema, educando niños de Galápagos.
Líder de la campaña 'Ponte La Aleta y Cuida El Planeta', Daniela Vilema, educando niños de Galápagos. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

Las personas han aprendido a tener respeto al mar y a los animales que viven en él. Por ejemplo, en las islas existe una gran cantidad de surfistas que, a pesar de la presencia de tiburones en las áreas en donde practican este deporte, continúan surfeando pero tomando las precauciones respectivas. De igual manera, el equipo de snorkel probablemente sea unos de los principales equipos que las personas consideren llevar antes de visitar las islas. La cantidad de vida marina que se puede observar en el archipiélago es impresionante y los tiburones son un atractivo común dentro de estos avistamientos. Galápagos representa un claro ejemplo de cómo las personas han aprendido a coexistir sosteniblemente con los tiburones, permitiéndole a este lugar ser también un ejemplo de conservación de tiburones para el mundo. Si aquí podemos hacerlo, ¿por qué en otros lugares no se podría?

Pintando tatuajes de tiburones en la Feria de Miraflores en Puerto Ayora.
Pintando tatuajes de tiburones en la Feria de Miraflores en Puerto Ayora. Foto por: Beatriz Marino/FCD.

Si bien es cierto que los tiburones son animales muy interesantes, es necesario tomar precauciones cuando estamos en un sitio en donde sabemos que ellos están presentes. No olvidemos que a pesar de que los seres humanos no son su presa objetivo, ellos pueden confundirnos con presas como tortugas o lobos marinos. O si no los vemos en el agua, los podemos tocar o golpear sin querer pudiendo dar paso a un accidente. Desde 1989 hasta el 2011 (22 años), en Galápagos se registraron 17 ataques y casos no confirmados de los que no se disponía de información suficiente. Muchos de estos ataques se dieron en circunstancias en las que se indica un uso indebido de áreas de crianza y alimentación de tiburones. Ninguno de estos ataques provocó la muerte de la víctima, sin embargo, tomando en cuenta este registro, a continuación presentamos algunas precauciones que se deben tomar en el mar para prevenir un ataque:

  • Entra al agua siempre acompañado.
  • No entres al agua si tienes alguna herida, la sangre atrae tiburones.
  • Evita usar colores brillantes, los tiburones pueden confundir los colores con peces.
  • No ingreses al mar en la noche.
  • Si estás buceando, mantente al menos a 2 metros del tiburón.
  • No ingresar al mar en sitios donde se boten desechos orgánicos.
  • NUNCA intentes tocarlos.
Escuela de Tiburón Martillo en el Santuario Marino de Darwin y Wolf.
Escuela de Tiburón Martillo en el Santuario Marino de Darwin y Wolf. Foto por: Pelayo Salinas/FCD.

¿Cómo puedes unirte a nuestra campaña? Si te encuentras en Galápagos, asiste a los eventos abiertos a la comunidad que tendrán la difusión previa respectiva. Si no estás en Galápagos, Puedes subir una foto con cualquiera de nuestros personajes que te los puedes descargar aquí:

Sube las fotos con el hashtag #PonteLaAleta

Síguenos en Facebook, Instagram y Twitter en @DarwinFound

¡Únete y conoce más sobre estos fantásticos animales!

Esta campaña es financiada por Save Our Seas Foundation and Lindblad – National Geographic. Con el apoyo de: Consejo del Régimen Especial de Galápagos, Gobierno Autónomo Descentralizado de Santa Cruz, Ministerio de Turismo, Instituto Oceanográfico de la Armada, Dirección de Intereses Marítimos, Casa de la Cultura Ecuatoriana – Núcleo Galápagos y Sea Shepherd Conservation Society.

El equipo GV2050.

Durante mayo y junio nuestro equipo de científicos y voluntarios con la colaboración de la Dirección del Parque Nacional Galápagos, continúo con la fase inicial del proceso de restauración ecológica de la isla Plaza Sur, a través de la recuperación de la población de cactus (Opuntia echios var. echios), especie que no solo modela el ecosistema de la isla sino que constituye la principal fuente de alimento de las iguanas terrestres, cuya población en Plaza Sur es muy abundante.

Cactus criados a mano para restaurar la Isla Plaza Sur.
Cactus criados a mano para restaurar la Isla Plaza Sur. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

Durante estos dos meses fueron sembradas más plántulas en tres sitios en los que existe evidencia que históricamente estuvieron poblados de cactus. Debido a las condiciones de extrema aridez existentes en la isla una parte de las plántulas fue sembrada usando cajas de la tecnología ahorradora de agua Groasis y otra como control bajo condiciones naturales.

Bajando suministros en el muelle de la Isla Plaza Sur.
Bajando suministros en el muelle de la Isla Plaza Sur. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

Si bien la siembra se la realizó durante solo un par de semanas de trabajo, para llegar hasta este momento crucial para la restauración de la isla.

Isla Plaza Sur en proceso de restauración ecológica.
Isla Plaza Sur en proceso de restauración ecológica. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

Fue necesario cerca de año y medio de arduo trabajo en el laboratorio, el mismo que incluyó desde la obtención de semillas tanto en frutos maduros de cactus como en excrementos de iguana, su germinación, cuidado, rigurosa cuarentena, uso de suelo artificial, traslado a la isla y finalmente su siembra y protección con mallas hasta que tengan edad y tamaño suficiente para no ser presa de la herbivoría de iguanas y aves.

Mantener los niveles de agua en las cajas es clave durante el proceso de monitoreo.
Mantener los niveles de agua en las cajas es clave durante el proceso de monitoreo. Foto por: Liza Díaz Lalova/FCD.

El trabajo continúa, pues el reto es lograr la recuperación de la integridad ecológica de la isla y el mantenimiento de su capacidad de generar servicios para el ser humano en este caso el disfrute del paisaje y su biodiversidad única.

Pinzón de Manglar adaptándose a su hábitat en la Isla Isabela.

Escrito en colaboracion con Daniela Vilema.

Un equipo de la Estación Científica Charles Darwin (ECCD) llevó a cabo con éxito por tercera ocasión la liberación de 15 volantones de Pinzón de Manglar (Camarhynchus heliobates) en mayo. El equipo pasó seis semanas acampando en el campo con el fin de liberar de forma segura a los volantones en su hábitat natural, dentro del bosque de manglar en Playa Tortuga Negra (PTN) en la Isla Isabela.

Equipo del Proyecto del Pinzón de Manglar en la Playa Tortuga Negra, Isla Isabela.
Equipo del Proyecto del Pinzón de Manglar en la Playa Tortuga Negra, Isla Isabela. Foto por: Tui de Roy.

Esta fue la tercera repatriación de polluellos  desde el 2014, una vez más en colaboración con la Dirección del Parque Nacional Galápagos (GNPD). Las cajas de transporte fueron llevadas a bordo de la embarcación Sierra Negra de la DPNG. Las aves se mantuvieron dentro de un aviario de pre-liberación en el sitio especialmente diseñado en la PTN por las primeras tres semanas. Allí se les proporcionó a los volantones criados en la ECCD los sustratos naturales como troncos caídos, corteza, follaje y hojarasca que se encontraron en los manglares que fomentan la búsqueda de comida y para ayudar en el proceso de re-asimilación. Todos los polluelos fueron equipados con transmisores de radio miniatura conectados a la base de la cola con fines de seguimiento y posteriormente, el 26 de abril, las puertas del aviario se abrieron y las aves quedaron en libertad. Como  parte de su "pre-liberación" alimentación complementaria se proporcionó dentro del aviario por tres semanas.

Aviario en el bosque de manglar de la Playa Tortuga Negra.
Aviario en el bosque de manglar de la Playa Tortuga Negra. Foto por: Tui de Roy.

Los transmisores de peso ligero,  de sólo 0,3 g dieron como resultado una duración de la batería que permitió a los volantones ser rastreados por radio hasta por 18 días después de su liberación. Los esfuerzos de monitoreo mostraron que los volantones mantienen dispersión similar y comportamiento de alimentación parecida a la de los volantones de pinzón de manglar silvestres criados en cautiverio de las temporadas anteriores.

Pinzones de Manglar alimentándose en el aviario. Foto por: Tui de Roy.

Durante la mayor parte del tiempo los volantones se mantuvieron dentro del bosque de manglar en la PTN, y fueron encontrados interactuando con pinzones de manglar (adultos y menores). Ocho individuos viajaron hasta 1,5 km del aviario, atravesando los campos de lava que rodean la vegetación de zonas áridas en búsqueda de alimento. Al final del período de seguimiento, los volantones que visitaron aún el aviario fueron recapturados y se retiraron sus transmisores.

Pinzones de Manglar criados en la ECCD forrajeando en su hábitat natural.
Pinzones de Manglar criados en la ECCD forrajeando en su hábitat natural. Foto por: Francesca Cunninghame/FCD.

Esta temporada de cría fue particularmente difícil para los pinzones de manglar. Las condiciones secas del clima acortan el período de reproducción, que generalmente se produce hasta finales de abril o mayo, sin embargo este año la anidación se produjo después de marzo.

Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría.
Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría. Foto por: Francesca Cunninghame/FCD.

La obtención de las observaciones de pinzones de manglar durante la temporada en la cual no se reproducen es excepcionalmente difícil debido a su naturaleza desconocida. Sin embargo tres juveniles criados en la ECCD en 2014 y 2015 se observaron durante mayo, lo que demuestra que los pinzones de manglar criados en cautiverio son capaces de sobrevivir a largo plazo en la naturaleza. Esta fue una gran noticia como primer paso para ser eficaz en la conservación de la especie, las aves criadas en cautiverio deben regresar a la población reproductora silvestre y aumentar el tamaño de la población de esta especie en peligro crítico.

Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría.
Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría. Foto por Francesca Cunninghame/FCD.

El Pinzón de Manglar, una especie endémica de las Islas Galápagos, está al borde de la extinción con su mayor amenaza actual, debido al impacto de las larvas parasitarias de la mosca introducida Philornis downsi que causa una mortalidad excepcionalmente elevada en las crías silvestres.

Francesca Cunninghame, líder del Proyecto del Pinzón de Manglar durante la liberación los polluelos.
Francesca Cunninghame, líder del Proyecto del Pinzón de Manglar durante la liberación los polluelos. Foto por: Jorge Jimenez.

Se estima que la población total de esta especie en peligro crítico consiste en aproximadamente 100 individuos con menos de 20 parejas reproductoras. Si bien se están investigando varios métodos de control para controlar la mosca Philornis downsi, el Proyecto del Pinzón de Manglar se inició en 2014 como un intento de aumentar inmediatamente el éxito anual dentro de la población del Pinzón de Manglar.

Pinzones de Manglar alimentándose en el aviario.
Pinzones de Manglar alimentándose en el aviario. Foto por: Tui de Roy.

Con este mes pasado se celebra la liberación del tercer grupo de volantones criados en la ECCD desde 2014, un total de 36 pinzones de manglar han sido liberados en su hábitat natural y el equipo tiene la esperanza de que dentro de los próximos dos años las aves criadas en cautiverio pueden ser observadas en anidación, salvando pinzones de manglar un ave a la vez para las futuras generaciones.

Pinzón de Manglar de vuelta en la Isla Isabela.
Pinzón de Manglar de vuelta en la Isla Isabela. Foto por: Francesca Cunninghame/CDF.

El Proyecto de Pinzón de Manglar es un proyecto bi-institucional llevado a cabo por la Fundación Charles Darwin y la Dirección del Parque Nacional Galápagos en colaboración con San Diego Zoo Global y Durrell Wildlife Conservation Trust. El proyecto es apoyado por Galapagos Conservation Trust, Marguerite Griffith-Jones, GESS Charitable Trust, and Decoroom Limited , The Leona M. and Harry B. Helmsley Charitable Trust, Swiss Friends of Galapagos, Fondation Ensemble, Holbeck Trust y varios donantes individuales.

 

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2018 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.