Pinzón de Manglar adaptándose a su hábitat en la Isla Isabela.

Escrito en colaboracion con Daniela Vilema.

Un equipo de la Estación Científica Charles Darwin (ECCD) llevó a cabo con éxito por tercera ocasión la liberación de 15 volantones de Pinzón de Manglar (Camarhynchus heliobates) en mayo. El equipo pasó seis semanas acampando en el campo con el fin de liberar de forma segura a los volantones en su hábitat natural, dentro del bosque de manglar en Playa Tortuga Negra (PTN) en la Isla Isabela.

Equipo del Proyecto del Pinzón de Manglar en la Playa Tortuga Negra, Isla Isabela.
Equipo del Proyecto del Pinzón de Manglar en la Playa Tortuga Negra, Isla Isabela. Foto por: Tui de Roy.

Esta fue la tercera repatriación de polluellos  desde el 2014, una vez más en colaboración con la Dirección del Parque Nacional Galápagos (GNPD). Las cajas de transporte fueron llevadas a bordo de la embarcación Sierra Negra de la DPNG. Las aves se mantuvieron dentro de un aviario de pre-liberación en el sitio especialmente diseñado en la PTN por las primeras tres semanas. Allí se les proporcionó a los volantones criados en la ECCD los sustratos naturales como troncos caídos, corteza, follaje y hojarasca que se encontraron en los manglares que fomentan la búsqueda de comida y para ayudar en el proceso de re-asimilación. Todos los polluelos fueron equipados con transmisores de radio miniatura conectados a la base de la cola con fines de seguimiento y posteriormente, el 26 de abril, las puertas del aviario se abrieron y las aves quedaron en libertad. Como  parte de su "pre-liberación" alimentación complementaria se proporcionó dentro del aviario por tres semanas.

Aviario en el bosque de manglar de la Playa Tortuga Negra.
Aviario en el bosque de manglar de la Playa Tortuga Negra. Foto por: Tui de Roy.

Los transmisores de peso ligero,  de sólo 0,3 g dieron como resultado una duración de la batería que permitió a los volantones ser rastreados por radio hasta por 18 días después de su liberación. Los esfuerzos de monitoreo mostraron que los volantones mantienen dispersión similar y comportamiento de alimentación parecida a la de los volantones de pinzón de manglar silvestres criados en cautiverio de las temporadas anteriores.

Pinzones de Manglar alimentándose en el aviario. Foto por: Tui de Roy.

Durante la mayor parte del tiempo los volantones se mantuvieron dentro del bosque de manglar en la PTN, y fueron encontrados interactuando con pinzones de manglar (adultos y menores). Ocho individuos viajaron hasta 1,5 km del aviario, atravesando los campos de lava que rodean la vegetación de zonas áridas en búsqueda de alimento. Al final del período de seguimiento, los volantones que visitaron aún el aviario fueron recapturados y se retiraron sus transmisores.

Pinzones de Manglar criados en la ECCD forrajeando en su hábitat natural.
Pinzones de Manglar criados en la ECCD forrajeando en su hábitat natural. Foto por: Francesca Cunninghame/FCD.

Esta temporada de cría fue particularmente difícil para los pinzones de manglar. Las condiciones secas del clima acortan el período de reproducción, que generalmente se produce hasta finales de abril o mayo, sin embargo este año la anidación se produjo después de marzo.

Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría.
Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría. Foto por: Francesca Cunninghame/FCD.

La obtención de las observaciones de pinzones de manglar durante la temporada en la cual no se reproducen es excepcionalmente difícil debido a su naturaleza desconocida. Sin embargo tres juveniles criados en la ECCD en 2014 y 2015 se observaron durante mayo, lo que demuestra que los pinzones de manglar criados en cautiverio son capaces de sobrevivir a largo plazo en la naturaleza. Esta fue una gran noticia como primer paso para ser eficaz en la conservación de la especie, las aves criadas en cautiverio deben regresar a la población reproductora silvestre y aumentar el tamaño de la población de esta especie en peligro crítico.

Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría.
Monitoreando Pinzones de Manglar liberados a través de telemetría. Foto por Francesca Cunninghame/FCD.

El Pinzón de Manglar, una especie endémica de las Islas Galápagos, está al borde de la extinción con su mayor amenaza actual, debido al impacto de las larvas parasitarias de la mosca introducida Philornis downsi que causa una mortalidad excepcionalmente elevada en las crías silvestres.

Francesca Cunninghame, líder del Proyecto del Pinzón de Manglar durante la liberación los polluelos.
Francesca Cunninghame, líder del Proyecto del Pinzón de Manglar durante la liberación los polluelos. Foto por: Jorge Jimenez.

Se estima que la población total de esta especie en peligro crítico consiste en aproximadamente 100 individuos con menos de 20 parejas reproductoras. Si bien se están investigando varios métodos de control para controlar la mosca Philornis downsi, el Proyecto del Pinzón de Manglar se inició en 2014 como un intento de aumentar inmediatamente el éxito anual dentro de la población del Pinzón de Manglar.

Pinzones de Manglar alimentándose en el aviario.
Pinzones de Manglar alimentándose en el aviario. Foto por: Tui de Roy.

Con este mes pasado se celebra la liberación del tercer grupo de volantones criados en la ECCD desde 2014, un total de 36 pinzones de manglar han sido liberados en su hábitat natural y el equipo tiene la esperanza de que dentro de los próximos dos años las aves criadas en cautiverio pueden ser observadas en anidación, salvando pinzones de manglar un ave a la vez para las futuras generaciones.

Pinzón de Manglar de vuelta en la Isla Isabela.
Pinzón de Manglar de vuelta en la Isla Isabela. Foto por: Francesca Cunninghame/CDF.

El Proyecto de Pinzón de Manglar es un proyecto bi-institucional llevado a cabo por la Fundación Charles Darwin y la Dirección del Parque Nacional Galápagos en colaboración con San Diego Zoo Global y Durrell Wildlife Conservation Trust. El proyecto es apoyado por Galapagos Conservation Trust, Marguerite Griffith-Jones, GESS Charitable Trust, and Decoroom Limited , The Leona M. and Harry B. Helmsley Charitable Trust, Swiss Friends of Galapagos, Fondation Ensemble, Holbeck Trust y varios donantes individuales.

 

Jake Vasconez Ponce en la FCD.

Arribé el 28 de Febrero a Baltra lleno de expectativas y (lo admito) nerviosismo. Era mi primera experiencia laboral y no sabía qué esperar, qué hacer, cómo actuar, un sin número de incógnitas se apoderaron de mi mente aquel domingo. Pero recibí un correo inusual con remitente Kelsey Bradley, quien sería mi jefa, presentándose con mucha amabilidad e informándome sobre proyectos que tenía en mente, en ese instante me daría la seguridad que al lugar donde llegaría me esperaban con los brazos abiertos, y no me equivoqué.

Mi trabajo consistió en asistir a Kelsey, quien está a cargo del departamento de “Recaudación de fondos y Relaciones con donantes”, redactando cartas para donantes, analizando programas de membrecías, creando publicaciones para las redes sociales, y en cualquier actividad donde se necesitara mí ayuda. Cabe recalcar que me hallaba en una de las mejores oficinas, con vista al mar, sonido de las olas, James y Kelsey (dos aves) entrando a cada instante. Maravilloso.

A medida que los días fueron transcurriendo me sorprendía más la amabilidad con que se responden cada correo y llamada telefónica. Las frases “Muchas gracias”, “Te agradecería mucho”, “Gran trabajo”, nunca estaban de más. Sin duda sentí que trabajaba en un gran lugar con la mejor jefa.

Trabajar como voluntario de la FCD ha sido una las mejores experiencias que he vivido, suficiente es que sea en Galápagos, pero sobre todo el ambiente laboral en la FCD es increíble y querrás quedarte para siempre.

Estar lejos de tu familia afecta pero en Galápagos siempre hay algo que hacer y alguien a quien conocer. Bucear, nadar con tortugas, viajar a otras islas y conocer sus especies, caminar por el muelle en la noche, ver partidos de vóley en el puerto son un ejemplo de las muchas actividades que se me ocurren. ¿Te imaginas? Trabajar en un grandioso lugar y cuando termina tu jornada laboral puedes hacer tantas actividades que no podrías hacer en ninguna otra parte del mundo. Ocho semanas se fueron de inmediato y ahora quisiera pasar dieciséis más.

Mi consejo para los futuros voluntarios es que estén dispuestos a nuevas experiencias. Galápagos es un lugar increíble por sus especies y paisajes pero sobre todo por la gente, la camaradería se siente por doquier y es lo que más me gusta de Galápagos. Entonces, no duden un solo segundo en venir. Como dije, acá siempre hay algo que hacer y alguien a quien conocer.

Freda Chapman se jubiló.

La semana pasada nuestra Coordinadora de Subvenciones y Contratos, Freda Chapman se jubiló. Le deseamos a Freda lo mejor en sus proyectos personales y queremos agradecerle de corazón por todos sus años de duro trabajo y dedicación para la protección y conservación de Galápagos.

Freda Chapman se jubila.
Freda Chapman se jubila. Foto por: FCD.

Freda comenzó su apoyo a la Estación Científica en Galápagos como voluntaria y después ha trabajado para nosotros por más de una década manejando nuestro Programa de Subvenciones. 

Freda vivió en Galápagos por varios años realmente siendo parte de nuestra comunidad y su corazón está en las islas.

Freda Chapman se jubila.
Freda Chapman se jubila. Foto por: FCD.

Freda deja un legado importante con su trabajo para nuestra organización y le estaremos siempre agradecidos. Nos harás mucha falta y esperamos verte pronto otra vez en Ecuador! Los mejores deseos de todos quienes hacemos la Fundación Charles Darwin para las Islas Galápagos.

Escuela de Tiburones Martillo en las Islas Darwin y Wolf.

Ecuador Designó a la Zona Como Santuario Marino en Marzo:  Asegura la Protección de los Tiburones Martillo, Tiburones de Arrecife y Otros Depredadores Tope.

En un estudio publicado hoy en la revista PeerJ, los científicos de la Estación Científica Charles Darwin (ECCD) y National Geographic Society revelaron que las islas del norte de Galápagos de Darwin y Wolf son el hogar de la mayor biomasa de tiburones reportado hasta la fecha (12,4 toneladas por hectárea).

A nivel mundial, la sobrepesca ha reducido la biomasa de la mayoría de los tiburones y otros peces depredadores grandes en más de un 90 por ciento - incluso en áreas remotas. Los resultados detallados por la ECCD y los investigadores de la Sociedad National Geographic en PeerJ son significativos debido a que la presencia de estos depredadores tope indica un ecosistema marino sano. Por otra parte, los datos acumulados por más de dos años de investigación rigurosa se sumará a un creciente cuerpo de literatura sobre el papel de los depredadores tope en los ecosistemas marinos.

"Las islas de Darwin y Wolf son joyas de la corona de Galápagos debido a la gran abundancia de tiburones y otros depredadores tope," dijo Pelayo Salinas de León, autor principal del artículo y ecólogo marino senior de la ECCD.

Escuela de Tiburones Galápagos.
Escuela de Tiburones Galápagos. Foto por: Pelayo Salinas/FCD.

A pesar de la gran biomasa de tiburón, la abundancia de peces de arrecife en esta área ha sido severamente reducida debido a la pesca excesiva. La zona no estaba totalmente protegida de la pesca hasta que el gobierno de Ecuador anunció la creación de un santuario marino en torno a Darwin y Wolf en marzo del 2016. Teniendo en cuenta la importancia de Galápagos para la industria turística del Ecuador y para el bienestar de estos depredadores tope, el papel de los autores insisten en la firme aplicación del nuevo santuario marino.

"Charles Darwin hizo famosas a las Islas Galápagos, pero que el mundo bajo el agua sea tan lleno de vida es algo que probablemente nunca imaginó", dijo Enric Sala, Explorador en Residencia de National Geographic Society y líder del proyecto Pristine Seas de la Sociedad.

Foto por Enric Sala/National Geographic/Pristine Seas Un grupo de tiburones martillo nada sobre el fondo marino de arena poblada de anguilas de jardín en la isla de Darwin. Estos tiburones son conocidos por su capacidad de realizar giros repentinos y agudos así como la colocación del conjunto único de sus ojos que les permite una visión vertical de 360 grados, lo que es ideal para acechar a sus presas.
Un grupo de tiburones martillo nada sobre el fondo marino de arena poblada de anguilas de jardín en la isla de Darwin. Estos tiburones son conocidos por su capacidad de realizar giros repentinos y agudos así como la colocación del conjunto único de sus ojos que les permite una visión vertical de 360 grados, lo que es ideal para acechar a sus presas.
Foto por: Enric Sala/National Geographic/Pristine Seas.

National Geographic Society llevó a cabo una expedición de Pristine Seas en la Reserva Marina de Galápagos en diciembre del 2015. Dirigido por Sala, el equipo de científicos y cineastas internacionales de Pristine Seas, en colaboración con el Parque Nacional Galápagos y la ECCD, examinó y documentó las aguas alrededor de las islas, con un enfoque en los ecosistemas profundos y cercanos a la costa. La expedición, posible en parte por una subvención de la Leona M. y Harry B. Helmsley Charitable Trust, contribuyó información a la decisión del gobierno para crear el nuevo santuario en torno a Darwin y Wolf.

El equipo de investigación de la biomasa de tiburones reunió los datos usando encuestas de audio y vídeo en siete sitios en colaboración con la Dirección del Parque Nacional Galápagos. Los estudios cuantitativos registrados en Darwin y Wolf son considerablemente mayores que los reportados en el Parque Nacional de la Isla del Coco de Costa Rica y la Reserva Marina de Chagos en el Océano Índico, segundo hogar de la mayor biomasa de tiburones del mundo.

Científicos Marinos de la ECCD realizando encuestas de audio y vídeo.
Científicos Marinos de la ECCD realizando encuestas de audio y vídeo. Foto por: Pelayo Salinas/FCD.

De acuerdo con la ECCD y los científicos de National Geographic Society: "El estudio publicado hoy se suma al creciente cuerpo de literatura destacando la singularidad ecológica y el valor insustituible de Darwin y Wolf - no sólo para Ecuador sino para el mundo."

Descarga y lee la publicación completa:

La mayor biomasa mundial de tiburones se encuentra en Darwin y Wolf al norte de las Islas Galápagos.
Pelayo Salinas de Leon, David Acuña-Marrero, Etienne Rastoin, Alan M Friedlander, Mary K Donovan, Enric Sala.
*Disponible en inglés

Acerca de la Fundación Charles Darwin

La misión de la Fundación Charles Darwin es proveer el conocimiento y el apoyo por medio de la investigación científica y acciones complementarias para asegurar la conservación del ambiente y la biodiversidad del Archipélago de Galápagos.

Acerca de la Sociedad National Geographic

National Geographic Society es una organización mundial sin fines de lucro impulsada por una creencia apasionada en el poder de la ciencia, la exploración, la educación y la narración para cambiar el mundo. La Sociedad financia cientos de proyectos de investigación y conservación en todo el mundo cada año y trabaja para inspirar, iluminar y enseñar a través de expediciones científicas, periodismo galardonado e iniciativas de educación. El Proyecto Pristine Seas de National Geographic Society pretende ayudar a proteger los últimos lugares salvajes en el océano. Los colaboradores del proyecto incluyen Blancpain y Davidoff Cool Water, entre otros. Para obtener más información, visite www.nationalgeographic.org.

NOTA: Fotos y vídeo relacionados con el anuncio de la Sociedad National Geographic/Anuncio de Biomasa de Tiburones.

Para más información contacte a:

Pelayo Salinas de León, Ph.D.
Fundación Charles Darwin
(593) -997 478 133 (móvil)
(+593) -5-2526-146 /147, ext. 123 (oficina)
Pelayosalinascdf (Skype)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Claire Gwatkin Jones
National Geographic Society
(202) 857-7756
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2018 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.