Miembro de la Asamblea General

Nací en Corvallis, Oregón (EE.UU.), empecé el preescolar a los 2 años, fui "secuestrada" por mis padres a los 4 años y llevada a Chicago, Tennessee y Rochester, Nueva York. Terminé la escuela primaria en un suburbio de Rochester y la secundaria en (lo que entonces era) una comunidad agrícola al este de Rochester.

El verano entre mis primeros y últimos años de instituto me aceptaron en un programa para "científicos en ciernes" en el Jackson Memorial Laboratory, un laboratorio de investigación sobre el cáncer y la herencia en Bar Harbor, Maine, Estados Unidos. Allí me enteré de la existencia del Reed College, en Portland, Oregón, que me pareció maravilloso (sin equipo de fútbol, sin fraternidades ni hermandades, con más graduados en matemáticas [en cifras absolutas] que Harvard, a pesar de tener una cuarta parte del tamaño, y con tantos cursos interesantes en su catálogo que pensé que tardaría 8 años en graduarme).

Solicité, asistí y me gradué. Tardé 8 años, pero no estuve matriculado durante 4 de ellos. Empecé como químico y me gradué como psicólogo experimental. Después dejé el noroeste y me instalé en la zona de la bahía (es decir, el área de San Francisco) durante la mayor parte de los siguientes 53 años. Allí trabajé para una editorial educativa, luego en CalTech (en Pasadena), en la Academia Nacional de Ciencias (en Washington DC), en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (de nuevo en Berkeley) y, finalmente (es decir, mi último trabajo a tiempo completo antes de jubilarme), fui director ejecutivo de un bufete de abogados de tamaño medio en San Francisco.

Antes de jubilarme, visité las Galápagos como turista (en 1978) y me enamoré completamente de ellas: su belleza, su flora y fauna, y su gente. Y, siendo un "aspirante a científico" por aquel entonces, juré que "cuando me jubile, volveré aquí para trabajar en la Estación de Investigación". Cuatro años después volví, de nuevo como turista, con otro grupo de amigos (pero de nuevo con Bernard Schreyer y David Day en el Tigress), y visité las islas occidentales.

Me "jubilé" (es decir, dejé un empleo a tiempo completo) en 1996, y en julio de ese año ya estaba en el CDRS. sustituyendo a Marta ... [por favor, inserte su apellido y elimine esto. No lo recuerdo, pero ella sigue allí], atendiendo a los científicos visitantes y a los voluntarios internacionales mientras Marta estaba de baja por maternidad. Al terminar, volví a la zona de la bahía y me involucré mucho con las organizaciones locales sin ánimo de lucro, trabajando en el medio ambiente, los parques, los senderos, etc., actuando como tesorero de las mismas. En 1998 volví a la estación y trabajé allí, bajo la dirección de María Elena Guerra, hasta febrero de 2000.

Alrededor de 2007 fui elegida como miembro del Gobierno, y un año después fui elegida para la Junta Directiva. Pasé 6 años como Tesorero, visitando la Estación y la oficina de contabilidad en Quito, repetidamente, para tratar de simplificar y agilizar las cosas. Al final de ese periodo volví a las organizaciones sin ánimo de lucro locales (es decir, en Berkeley CA o cerca de ella). Ahora vivo al sur de Portland Oregón. Con la excepción de noviembre de 2019-noviembre de 2020, he sido miembro de la Asamblea General desde que fui elegido, he asistido a todas las Reuniones Anuales (excepto en 2020) y espero seguir contribuyendo al éxito y bienestar de la Fundación.

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Chaussée de la Hulpe 177 Bte 20 (rez) - 1170, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2020 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.