Siguiendo al atún para una pesquería sostenible en Galápagos

Normalmente, las reservas marinas son estrictas zonas de no pesca, pero todos los que han visitado la Reserva Marina de Galápagos (RMG) saben que no es un área típica. Retos únicos requieren de soluciones únicas, es por este motivo que, el proyecto de pesquerías de la Estación Científica Charles Darwin (ECCD) está empelando una nueva técnica, con un equipo interdisciplinario, para estudiar la pesquería artesanal de Galápagos desde diversos ángulos.

Bacalao (Mycteroperca olfax) en las Islas Darwin and Wolf, Galápagos
Bacalao (Mycteroperca olfax) en las Islas Darwin and Wolf, Galápagos. Fotos: Salome Buglass / FCD.

Una de las prioridades del proyecto es disminuir la presión pesquera que tienen las especies de profundidad, costeras y con crecimiento lento, pero que son de altamente demandados por los turistas, como: bacalao (Mycteroperca olfax), brujo (Scorpaena mystes) y camotillo (Paralabrax abomaculatus). Una fase del plan es investigar al atún aleta amarilla (Thunnus albacares), localmente llamado albacora, como una opción de pesca sostenible.

Izquierda – Pescando peces pelágicos con caña en Galápagos. Foto de: José Marín / FCD. Derecha – Brujo (pez rojo) y bacalao (pez oscuro) en venta en Los Kioskos, Puerto Ayora
Izquierda – Pescando peces pelágicos con caña en Galápagos. Foto de: José Marín / FCD. Derecha – Brujo (pez rojo) y bacalao (pez oscuro) en venta en Los Kioskos, Puerto Ayora. Fotode: Shannon Nagy / FCD.

Para mejorar la pesquería de albacora, la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG) y el Consejo de Gobierno del Régimen Especial de la Provincia de Galápagos instalaron en lugares estratégicos de la RMG cuatro Dispositivos Agregadores de Peces (DAP). Los DAP son grandes boyas que atraen la atención de una gran cantidad de peces pelágicos grandes, como la albacora.

Atadas a los DAP hay eco-sondas, originalmente diseñadas para que la industria pesquera localice el paradero de especies de alto valor comercial. Esta es la primera vez que se usan estas eco-sondas para el manejo y ciencia en el Pacífico Este Tropical.

Izquierda – DAP en la RMG con eco-sonda atada. Foto de: José Marín/ FCD. Derecha – Esquema del funcionamiento de la ecosonda, modificado de Lopez et al. (2016)
Izquierda – DAP en la RMG con eco-sonda atada. Foto de: José Marín/ FCD. Derecha – Esquema del funcionamiento de la ecosonda, modificado de Lopez et al. (2016)

Estas eco-sondas usan ondas de sonido para detectar objetos en el mar, de la misma manera en que las ballenas y los delfines lo hacen. Cuando las ondas de sonido tocan un objeto, parte de este sonido rebota y regresa a la eco-sonda y ésta puede “saber” de qué objeto se trata, en este caso, de peces pelágicos grandes. Las eco-sondas transmiten vía satélite y a todas horas del día a la ECCD la cantidad de peces que hay en la columna de agua (hasta 115 metros de profundidad) y la temperatura superficial del mar.

“Resultados preliminares nos indican que los DAP pueden atraer hasta 129 toneladas de peces pelágicos grandes, principalmente albacora, en un solo día” declaró Jorge Ramírez, investigador principal del proyecto de pesquerías.

En el futuro, se espera que los DAP se conviertan en sitios de pesca confiables y sostenibles para los pescadores de Galápagos, a fin de mejorar sus ingresos y al mismo tiempo garantizar la conservación de las especies pesqueras. Estos objetivos del proyecto abordan las necesidades sociales y ecológicas de la pesca, y con un estudio continuo, los DAP ofrecen un medio potencialmente eficiente para que la DPNG logre monitorear la pesca en tiempo real.

Referencia

Lopez, J., Moreno, G., Boyra, G. & Dagorn, L. (2016). A model based on data from echosounder buoys to estimate biomass of fish species associated with fish aggregating devices. Fishery Bulletin. 114. 166-178. 10.7755/FB.114.2.4.

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Drève du Pieuré 19, 1160, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2019 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.