Galápagos en el año 2050: una visión desde Galápagos Verde 2050

La siguiente es una descripción creativa de cómo sería Galápagos en el año 2050, escrita desde la perspectiva de una persona que vive esa realidad, en ese momento. Aunque nos encontramos en una crisis global con la pandemia de COVID-19, no hemos perdido la esperanza en un futuro brillante. Nuestra visión tiene una perspectiva positiva y realista de lo que podría suceder en Galápagos, si las mentes de quienes vivimos en las islas se conectan para apoyar procesos de educación innovadores y para continuar mejorando la cultura de estas islas. Galápagos Verde 2050 (GV2050) es un proyecto dedicado a la agricultura sostenible, así como la restauración de plantas y ecosistemas nativos y endémicos de Galápagos para el año 2050. Sin embargo, vemos el futuro del Archipiélago de Galápagos como algo más que un lugar más verde. Lo vemos como un lugar donde los humanos y la naturaleza pueden coexistir en armonía.

"Al final conservaremos sólo lo que amamos,
Amaremos sólo lo que entendemos,
y entenderemos sólo lo que se nos enseña "
- Baba Dioum, 1968

 

La Visión

Subtítulo
Camino a las "Grietas" en la Isla Santa Cruz. Foto por: Luka Negoita, FCD.

Dado que es un logro impresionante, hoy, 25 de marzo de 2050, podemos afirmar que Galápagos se ha convertido en un líder mundial en sostenibilidad, en gran medida debido a un cambio fundamental en el concepto de educación. La ‘educación para la sostenibilidad’ se ha convertido en una prioridad para las autoridades locales, tanto políticas como ambientales, y es la columna vertebral del cambio cultural en los valores de la comunidad humana de Galápagos. Los incentivos ya no se basan sólo en ganancias monetarias. Ahora, el incentivo principal proviene del entendimiento de que nosotros, habitantes de Galápagos, somos responsables y somos parte de las islas locales y de la isla global (Tierra), que llamamos hogar.

Comenzando en las edades más tempranas, los/as escolares ahora son bilingües y están expuestos/as regularmente a las maravillas naturales del archipiélago. Los/as niños/as pasan al menos un día a la semana, en actividades al aire libre y siempre hay equipos disponibles para practicar senderismo, snorkel, surf y otras actividades. También hay muchos clubes escolares que apoyan estas actividades y alientan una mayor participación social relacionada con el ambiente natural.

Algo maravilloso de ver en estos cambios, son las nuevas fechas festivas anuales en Galápagos. Cada año, el 1 de junio (que marca el día en 2020 cuando se firmó la reforma educativa en todo el archipiélago, y coincidiendo con el día internacional de los niños), todas las personas pasan el día recogiendo basura en todas las islas.

 

Subtítulo
Huelga climática global en Galápagos, noviembre de 2019. Foto: Daniel Unda, FCD.

Aunque la educación comienza con los niños más pequeños, también se ofrecen clases y seminarios de capacitación para adultos mismos que son fomentados por toda la población humana. Por ejemplo, la renovación de las licencias de pesca requiere un curso anual, en donde se comparten con los pescadores artesanales, nuevos descubrimientos científicos y conocimientos de investigación, y en donde los pescadores artesanales comparten sus propias experiencias y sabiduría, obtenida de su larga interacción con el mar. Durante estos eventos, se destacan los valores de la pesca y la importancia de cumplir con las restricciones y limitaciones, y de esa manera, coincidir en que las regulaciones de pesca son esenciales para garantizar los medios de vida sostenibles. De manera similar, los agricultores ahora participan en talleres donde se presentan prácticas agrícolas sostenibles, como los beneficios de los policultivos y la plantación de especies nativas y endémicas. Los agricultores también tienen la oportunidad de impartir sus propios conocimientos y experiencia, creando un proceso de aprendizaje dinámico y mutuo para todos.

 

Subtítulo
Sembrando plantas endémicas en una de las fincas de Santa Cruz, después de un taller de capacitación del proyecto Galápagos Verde 2050 a los agricultores. Foto por: Patricia Jaramillo, FCD.

Como resultado natural de estos cambios en la educación para la sostenibilidad en Galápagos, las acciones de conservación y restauración en el 2050 finalmente están mostrando cambios positivos a gran escala en el sistema socio-ecológico de estas islas. Los políticos locales y otras autoridades públicas han pasado la mayor parte de sus vidas aprendiendo y viviendo los valores de conservación y sostenibilidad, por lo que ahora se aseguran de que se asigne más fondos a aquella políticas y prácticas que mejoren la conservación, investigación, restauración y los medios de vida sostenibles. 

La Estación Científica Charles Darwin (ECCD) es ahora reconocida mundialmente por sus instalaciones de vanguardia, su agenda de investigación interdisciplinaria y por sus equipos de investigación de excelencia. Con un financiamiento sólido, la institución ahora tiene todo lo necesario para explorar todos los aspectos de las Islas Galápagos, tanto para fines de conservación y sostenibilidad, como también para contribuir al conocimiento de la biología, tal y como lo hizo Charles Darwin, es decir, aprovechando este, nuestro laboratorio natural excepcional en las islas.

 

Subtítulo
Enseñando a los hijos de los agricultores, el valor y la importancia de la agricultura sostenible en las Islas Galápagos. Foto por: Patricia Jaramillo, FCD.

Las reuniones periódicas entre la ECCD, la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), las autoridades locales, los encargados de formular políticas públicas, y las partes interesadas a nivel local, nacional e internacional ahora garantizan un intercambio continuo y transparente de información y conocimiento, esencial para tomar buenas decisiones.

Debido a la existencia de un marco legal de conservación sólido y al cumplimiento de las regulaciones, las poblaciones de peces comerciales que antes disminuían, ahora están saludables y son pescadas de manera sostenible. Además, casi todos los alimentos necesarios para las comunidades humanas de Galápagos, se cultivan de manera sostenible y el acceso a alimentos saludables está garantizados para los residentes y para los turistas de este archipiélago, y todo esto a pesar de la duplicación del número de habitantes en Galápagos desde el 2020. También ha habido una gran mejoría en la educación sexual en las escuelas públicas y privadas, así como un incremento en el cuidado materno-infantil. Esto ha reducido los embarazos de adolescentes y ha llevado a tener una generación de mujeres jóvenes empoderadas, buscando oportunidades de educación superior. Con esto, muchas mujeres ahora ocupan puestos de liderazgo en carreras profesionales en Galápagos, incluyendo las disciplinas STEM, por sus siglas en inglés, (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Aun más, los programas de control de especies invasoras, junto con iniciativas de restauración activa a través del proyecto Galápagos Verde 2050, han retornado a los ecosistemas hacia una abundancia casi original, de especies endémicas y nativas. Las poblaciones de plantas y animales nativos y endémicos de Galápagos que antes estaban en declive o en peligro de extinción, han recuperado el dominio del paisaje.

Otro aspecto crítico de la legislatura ha sido la implementación del programa “Eco-Humano Galápagos” (EHG). Esta iniciativa involucra normas y regulaciones estrictas que aseguran que todos los aspectos del turismo en el archipiélago sean éticamente responsables, socialmente justas, ambientalmente sostenibles y económicamente beneficiosos. Una parte sustancial de los fondos disponibles para EHG y otros programas centrados en la sostenibilidad de las islas, que originalmente provenían de las multas mucho más altas impuestas por romper las regulaciones ambientales, ahora provienen principalmente de la triplicación de los ingresos económicos en Galápagos, a través del turismo sostenible.

 

Subtítulo
Creación de jardines ecológicos en áreas urbanas utilizando plantas endémicas y nativas con el proyecto Galápagos Verde 2050 de la Fundación Charles Darwin. Foto por: Patricia Jaramillo, FCD.

Sin embargo, el logro máximo de estos cambios en Galápagos llega mucho más allá de este archipiélago. En el 2045, el "Acuerdo Naciones de la Tierra - Galápagos" (ANTG) fue firmado por más de 150 países. El ANTG ha unificado a estos países a través de un compromiso pragmático ideado para implementar el modelo de sostenibilidad y su eje más importante, el de educación para la sostenibilidad de Galápagos, a nivel global.  Este formato es actualmente visto como el mejor enfoque a largo plazo de sostenibilidad. La tasa de entrada de dióxido de carbono a la atmósfera ahora se está desacelerando por primera vez desde la revolución industrial y esto puede atribuirse directamente a ANTG.

 

Subtítulo
El futuro de Galápagos depende de una intersección saludable entre los humanos y la naturaleza. Foto por: Juan Manuel García, FCD.

El próximo siglo para Galápagos y para la Tierra no es seguro, pero el cambio positivo que ha ocurrido en las últimas décadas nos dicen que, se puede lograr un cambio positivo. Comenzando con las mentes conectadas de incluso 30.000 personas, nuestro potencial es ilimitado si compartimos un objetivo común. ¡Y si! Hay mucha esperanza para nuestro futuro.

 

Posdata

Desde la redacción de este ensayo, parte de esta visión ya ha comenzado a tener lugar. Creado por los estudiantes de séptimo grado, un evento increíble cobró vida y fue organizado por la Unidad Educativa Tomás de Berlanga, Frente Insular e Indigaia. El 25 de enero de 2020, más de 370 niños y adultos se reunieron en el mayor esfuerzo de limpieza de basura de un día en la historia de Galápagos, con comunidades presentes en Puerto Ayora, Bellavista, Santa Rosa y Cascajo en la isla Santa Cruz. El evento se llamó "Súper Minga de los Niños" y planea convertirse en una tradición anual regular en Galápagos.

Subtítulo
El evento de limpieza de basura más grande "Súper Minga de los niños" en la historia de Galápagos (25 de enero de 2020). Fotos por: Luka Negoita y Adi Benea, FCD.

 

Agradecimientos:

Nos gustaría agradecer al equipo del proyecto Galápagos Verde 2050 particularmente a Esme Plunkett y Felipe Cornejo por sus contribuciones a los borradores anteriores de este ensayo. También agradecemos a Adri Benea de la Unidad Educativa Tomás de Berlanga por sus conmovedoras conversaciones e ideas inspiradoras. Finalmente, a Patricia Isabela Tapia y María José Barragán por sus comentarios muy útiles y contribuciones sobre los borradores finales de esta publicación.

El proyecto GV2050 se implementa en colaboración entre la Fundación Charles Darwin y la Dirección del Parque Nacional Galápagos. El proyecto es financieramente viable gracias al apoyo principal de la Fundación COmON y Green Fund of Japan. Deseamos también expresar nuestro agradecimiento a ABG, ECOGAL, Municipalidad, Escuelas, MAG por el apoyo dado al trabajo de GV2050 durante el viaje y conservación de apoyo en Galápagos. 

 

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Chaussée de la Hulpe 177 Bte 20 (rez) - 1170, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2020 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.