Explorando la vida de las tortugas marinas en la Reserva Marina de Galápagos

Sea Turtle Galapagos

Sumérgete en una nueva aventura guiada por las tortugas marinas verdes (Chelonia mydas) de la Reserva Marina de Galápagos, y explora sus excitantes e intrigantes vidas gracias a los científicos de la Fundación Charles Darwin, quienes estudian cómo reducir la amenaza de los golpes de barco a las tortugas en Galápagos. Como parte de su investigación, los científicos instalaron dispositivos multisensoriales en las tortugas verdes hembra en enero 2020, para comprender mejor su comportamiento en el océano. 

Los dispositivos registraron varias horas, proporcionando una experiencia única de observar el comportamiento natural de las tortugas, lo que nos permitió identificar varios comportamientos interesantes, además de las acciones regulares como dormir y nadar, la interacción entre las tortugas, los encuentros con otros animales y, lo más interesante para nuestros científicos, su encuentro con los barcos.

Aquí compartimos las mejores tomas e historias grabadas por una de las tortugas:

Tiempo de descanso 

La puesta de un total de 141 huevos marcó el final de su ciclo de anidación. Que duró alrededor de 3 horas. Equipada con un dispositivo multisensorial, regresó a salvo al mar. 

Al día siguiente la cámara grabó de 07:00 a 18:00 en intervalos de 10 minutos, grabando 5 horas en total. Durante el primer día de monitoreo la tortuga marina pasó un tiempo durmiendo y descansando aproximadamente 3 horas de todo el tiempo de grabación, en el lecho marino arenoso.

Respiración

Las tortugas marinas tienen una increíble habilidad para contener la respiración bajo el agua, lo que les ayuda a realizar largas y profundas inmersiones. Pueden durar hasta una hora o más si están completamente inactivas. Por el contrario, necesitan subir y respirar más a menudo si están nadando o alimentándose.

Durante el segundo día de grabación, la tortuga permaneció más activa y en las 3 horas de grabación mientras nadaba, la vimos subir 70 veces para respirar.

Una vida solitaria

Las tortugas marinas no son animales sociales. Los adultos no conocen ni cuidan a sus crías, no forman grupos para migrar y no interactúan entre sí incluso cuando se encuentran en un lugar de alimentación popular, como las zonas costeras, donde se pueden encontrar muchas tortugas.

Sin embargo, durante la temporada de anidación, es común ver machos y hembras interactuando durante el cortejo y el apareamiento.

Nuestra tortuga monitoreada visitó sitios cerca de su playa de anidación, donde se encontró con otras tortugas e incluso vio algunos machos acercándose a ella para tratar de aparearse.

Vecinos

Durante su largo y dinámico ciclo de vida, las tortugas verdes utilizan una gran variedad de hábitats durante su vida. Las tortugas adultas pasan la mayor parte de su tiempo en zonas costeras poco profundas, manteniéndolas cerca de su fuente de alimento de algas verdes. El hecho de vivir en lugares tan abundantes significa que tienen que compartir este hábitat con otras especies marinas, como peces, leones marinos y tiburones de arrecife.

Gracias al dispositivo que instalamos en esta tortuga hembra, pudimos observar los diferentes hábitats que visitó, así como la diversidad de "vecinos" con los que compartió pacíficamente.

Visitando la superficie

Las tortugas marinas son visitantes frecuentes de la superficie del mar. No sólo salen a tomar aire, sino que como no pueden regular su temperatura corporal, pasan tiempo en la superficie para "tomar el sol" lo que aumenta su temperatura. También es común verlas aparearse en la superficie durante la temporada de anidación, o echando un vistazo para orientarse.
Nuestra tortuga monitoreada fue registrada varias veces pasando tiempo en la superficie, descansando, "tomando el sol" y apareándose sorprendentemente.

¡Hora de comer!

Las tortugas verdes son generalmente herbívoras. Los adultos se alimentan principalmente de pasto y algas. Su mandíbula está sembrada con un amplio pico que ayuda a rasgar y raspar la vegetación. Esta dieta es la que le da el color verde, lo que le da su nombre, "tortugas verdes". Los juveniles, sin embargo, tienen una dieta más variada y se alimentan de cangrejos, esponjas y medusas.

Aquí hay una tortuga verde que da un saludable festín de algas en el arrecife de la isla de Darwin.

Interacción con los barcos

El trabajo realizado por nuestro científico en 2013, ha revelado que alrededor del 12% de las tortugas marinas que anidaron en Quinta Playa durante ese año, tuvieron lesiones causadas por la interacción con los barcos. Esto se debe a que muchos de los sitios de agregación de tortugas marinas están cerca de áreas de tránsito marino muy transitadas.
Las Bachas, la playa de anidación desde la que nuestra tortuga fue monitoreada, está ubicada en una zona de alto tráfico marino, principalmente debido al turismo. Vimos a nuestra tortuga nadar cerca de los barcos en varias ocasiones durante los días monitoreados.
Nuestro mensaje para los barcos es que reduzcan la velocidad cuando naveguen cerca de las playas y otros sitios de agregación de tortugas marinas, porque podría haber tortugas en la zona.

Nuestro compromiso con la educación y la comunidad 

Como parte de nuestro trabajo, hemos estado desarrollando varios materiales de divulgación. Este es un ejemplo de un póster que recientemente hemos producido y distribuido en la comunidad para crear conciencia.

Poster Tortugas Marinas
Poster Tortugas Marinas. Diseñado por: Leanne Berry, FCD.

 Este estudio es posible gracias al apoyo de nuestros generosos donantes de IGTOA, Galapagos Conservancy Canada, Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco, Ecoventura, CONICYT, la Sra. Karen Lo, y nuestras asociaciones con Queen’s University Belfast y la Dirección del Parque Nacional de Galápagos.

Si desea contribuir con nuestro trabajo, visite: https://www.darwinfoundation.org/es/participa/contribuye/dona

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Chaussée de la Hulpe 177 Bte 20 (rez) - 1170, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2020 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.