Historia de la Fundación Charles Darwin

La Fundación Charles Darwin: sus inicios

La Fundación Charles Darwin (FCD) se estableció en 1959, año en que también se creó legalmente el Parque Nacional Galápagos. Ambas instituciones se crearon para proteger la vida silvestre y conservar los ecosistemas de Galápagos: el Parque Nacional como una institución gubernamental que hace cumplir las leyes y normas de conservación, la FCD como una organización internacional que realiza investigaciones y proporciona conocimientos científicos. Las dos instituciones se complementan entre sí y ambas llevan a cabo programas de educación y capacitación. 

Pero, ¿qué y quiénes participaron en el inicio de la FCD? Claramente, las dos personas que iniciaron ese proceso fueron Robert Bowman e Irenäus Eibl-Eibesfeldt, dos científicos jóvenes que, independientemente el uno del otro, realizaron investigaciones sobre las aves y otra vida silvestre en Galápagos en 1952 y 1954. A su regreso a California y Alemania respectivamente, ambos hicieron sonar las alarmas, también independientemente uno del otro, en la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).
Informaron de que gran parte de la vida silvestre endémica de Galápagos estaba siendo destruida por la depredación humana directa y por las especies invasoras introducidas. Predijeron que muchas especies endémicas se extinguirían pronto y que ecosistemas enteros de Galápagos se derrumbarían y desaparecerían. Pidieron que se adoptaran medidas de conservación eficaces y subrayaron la necesidad de construir una estación de investigación en las islas.

La UICN acababa de ser creada unos años antes por la UNESCO por iniciativa de su primer Director General, el biólogo británico Julian Huxley. Las advertencias de Bowman y Eibl fueron escuchadas y comprendidas por la UICN y apoyadas por prominentes científicos de Europa, Ecuador y los Estados Unidos.

Hasta este punto, estas conversaciones sobre los planes para una estación en Galápagos se quedaron sólo en eso: hablar. Las cosas se volvieron más serias y concretas cuando la UNESCO fue involucrada. La UNESCO tenía poder financiero e imaginó que el gobierno ecuatoriano se sentía cómodo con la participación de esa organización porque Ecuador se había unido a la UNESCO justo después de su creación en 1946. Así que, a petición del Ecuador, la UNESCO financió una expedición de tres meses, que más tarde se conoció como la "Misión de la UNESCO".

El objetivo de esta misión era proporcionar más información sobre el statu quo en Galápagos, presentar recomendaciones para la adopción de medidas e informar al público en general sobre el valor excepcional de estas islas. Eibl fue nombrado "Experto de la UNESCO" y Bowman y dos periodistas de la revista LIFE se sumaron a la misión con financiación adicional de los Estados Unidos. Bowman fue incluido para que "pudiera servir como delegado de los Estados Unidos en la misión de la UNESCO", como escribió más tarde en su informe. Y la tarea de los dos periodistas era "obtener una adecuada documentación fotográfica de las islas y su biota con fines publicitarios". Estos dos hombres enviados por la revista LIFE eran Alfred Eisenstaedt, un fotógrafo, y Rudi Freund, un artista. Alfred Eisenstaedt, en su momento el más antiguo y distinguido de este grupo, es considerado hoy en día como uno de los fotógrafos más consumados del siglo XX. Una de sus fotos más famosas es la de un marinero americano besando a una enfermera en Times Square a su regreso de la guerra en 1945.

Revista Life del 8 de septiembre de 1958. Foto de: www.iberlibro.com
Revista Life del 8 de septiembre de 1958. Foto de: www.iberlibro.com

Gracias al apoyo logístico de la marina ecuatoriana esta misión fue un éxito. El grupo era realmente heterogéneo, que se mantuvo unido en Galápagos de julio a noviembre de 1957. Produjeron importantes informes que describían la grave situación de conservación de Galápagos, promoviendo una mejor protección de las islas e impulsando el establecimiento de una estación de investigación. Pero no fue un viaje totalmente feliz: Eisenstaedt tomó fotos fabulosas, pero tuvo que irse temprano porque lo necesitaban en otro lugar, y Bowman y Eibl-Eibesfeldt, los dos científicos, no se llevaban bien en absoluto. Más tarde fui testigo de cómo ambos hablaban con educada condescendencia el uno del otro. Escribieron informes separados a la UNESCO, que no se contradecían entre sí, pero que diferían en estilo y detalles. Además, nunca sirvieron conjuntamente en la Junta de la FCD. Sorprendentemente, ambos concluyeron que el mejor lugar para la construcción de una estación de investigación sería ¡Tortuga Bay!

Freund, Eibl-Eibesfeldt, Bowman y Eisenstaedt, 1957, en su camino a Galápagos
Freund, Eibl-Eibesfeldt, Bowman y Eisenstaedt, 1957, en su camino a Galápagos

La publicación resultante en 1958 en la revista LIFE fue muy impresionante. El tema era Darwin y el darwinismo. Ninguno de los dos se había popularizado antes de esa manera en los EE.UU. La excepcional fotografía de Eisenstaedt y el arte de Freund resaltaban el carácter especial y la belleza de Galápagos. No cabe duda de que esta publicación, junto con la lujosa publicación de dos volúmenes del Sierra Club "Galápagos, el flujo de lo salvaje", publicado diez años más tarde, proporcionó gran parte de la publicidad que ayudó a poner en marcha el turismo orientado a la naturaleza en Galápagos a finales de los años 60 y 70.
Los informes de Eibl-Eibesfeldt y Bowman y su comunicación con los líderes científicos sacudieron a las personas e instituciones de ambos lados del Atlántico. Los ornitólogos estaban particularmente comprometidos. Dillon Ripley y Jean Delacour, líderes del Consejo Internacional para la Preservación de las Aves, fueron a Quito, discutieron los planes para una estación de investigación con los funcionarios del gobierno y fueron alentados.
Todo esto sucedió cuando se acercaba el año 1958, el centenario de la publicación de los trabajos de Darwin y Wallace sobre la teoría de la evolución. Y en realidad fue durante ese año centenario que se tomaron las decisiones determinantes con respecto a la Fundación Charles Darwin - FCD y su Estación de Investigación, así como, y sobre la conservación de Galápagos en general:
- En Londres, el 15º Congreso de la Sociedad Zoológica Internacional, que creó una sección centrada en la conservación, aprobó una resolución que apoyaba la propuesta de la UICN de "establecer en las islas una estación biológica internacional".
- En París, la UNESCO decidió que era necesario organizar otro estudio sobre las Galápagos después de la misión Eibl-Eibesfeldt /Bowman a fin de preparar planes definitivos para establecer la estación de investigación. Jean Dorst, subdirector del Museo de Historia Natural de París, emprendió esa misión. Tenía sólo seis semanas, pero logró mucho, principalmente trabajando con funcionarios del gobierno en Quito. Confirmó con ellos que la Estación debía ser construida en Tortuga Bay y recibió la concesión gubernamental de 4 a 5 hectáreas en ese lugar para ese propósito. El acuerdo preliminar, firmado por el Ministro de Relaciones Exteriores del Ecuador, también enumera otras formas de apoyo del Gobierno y Dorst entró en muchos detalles sobre el material de construcción y, la infraestructura que se necesitaría para el transporte: una carretera a Tortuga Bay, la profundización de la entrada a la Bahía, etc.
- En Quito, al mismo tiempo el Gobierno redactó un decreto para crear un/unos Parque/s Nacional/es. En un inicio el entendimiento era que cada isla tendría un Parque Nacional separado. En su informe, Jean Dorst apoyó firmemente los planes de parques nacionales establecidos en ese proyecto y sugirió que un "servicio de conservación de la naturaleza", que tendría que crearse para supervisar y controlar esos parques nacionales, debería depender del Gobernador de las islas. Por supuesto, el Parque Nacional de Galápagos fue creado legalmente por decreto presidencial al año siguiente y se puso bajo el Ministerio de Agricultura.

La creación legal real de la Fundación Charles Darwin parece haber sido un acto poco espectacular: Bajo el liderazgo de Julian Huxley, primer Director General de la UNESCO, se formó un Consejo Ejecutivo compuesto esencialmente por un núcleo de los que habían impulsado la idea en Londres, más dos personas que representaban al Gobierno del Ecuador y a la comunidad norteamericana de científicos y conservacionistas. La organización se estableció en Bruselas en virtud de la ley belga el 23 de julio de 1959, cien años después de la publicación de "El origen de las especies" de Darwin.

La Fundaciòn Charles Darwin para las Islas Galápagos, en francés,“Fondation Charles Darwin pour les îles Galapagos”, Association International sans but lucratif ("AISBL"), tiene una oficina registrada en Chaussée de la Hulpe 177 Bte 20 (rez) - 1170, Bruselas, y está registrada bajo un registro de comercio en Bruselas bajo el número 0409.359.103.

© 2020 Fundación Charles Darwin. Todos los derechos reservados.